Nuestro Centro » R.R.I
Nuestro Centro
Reglamento de Régimen Interior (R.R.I)

 

 

 

2.5.          Reglamento de Régimen Interior:

2.5.1.       Concretar el ejercicio de los derechos y el cumplimiento de los deberes.

(Regulados en el título I del Decreto 51/2007, de 17 de mayo, por el que se regulan los derechos y deberes de los alumnos y la participación y los compromisos de las familias en el proceso educativo y se establecen las normas de convivencia y disciplina en los centros educativos de Castilla y León (BOCyL de 23, corrección de errores en BOCyL de 21 septiembre y modificación en el Decreto 23/2014).

 

1.- INTRODUCCIÓN.

En la educación se transmiten y ejercitan los valores que hacen posible la vida en la sociedad, y se adquieren los hábitos de convivencia y de respeto mutuo.

Las normas de convivencia del Centro, regulando los derechos y deberes del alumno/a, deben propiciar el clima de responsabilidad, de trabajo y de esfuerzo, que permita que todos los/as alumnos/as obtengan los mejores resultados del proceso educativo.

Es necesario que el/la alumno/a perciba que las normas de convivencia no son ajenas al centro, sino que han sido elaboradas y adaptadas por el conjunto de la Comunidad Educativa. Esto sólo es posible si el R.R.I. del centro desarrolla, concreta y adapta los derechos declarados a las especiales condiciones del centro, a su proyecto educativo y a las necesidades propias de la edad y madurez personal de sus alumnos/as.

El interés por aprender y la asistencia a clase, es decir, el deber del estudio es la consecuencia del derecho fundamental a la educación, por eso, en la exigencia de los deberes, es preciso tener en cuenta que el objetivo último que debe perseguirse es alcanzar, con la colaboración de todos los sectores de la Comunidad Educativa, un marco de convivencia y auto responsabilidad que haga prácticamente innecesaria la adopción de medidas disciplinarias. Cuando éstas resulten inevitables, las correcciones deberán tener un carácter educativo y deberán contribuir al proceso general de formación y recuperación del alumno/a.

MODIFICACIONES DEL REGLAMENTO DE RÉGIMEN  INTERIOR

EL CAPÍTULO V, donde se recogen los derechos y deberes de los padres  y su implicación en el proceso educativo, se modifica de acuerdo al Decreto 23/2014, de 12 de junio, quedando redactado de la siguiente manera:

A los padres o tutores legales, como primeros responsables de la educación de sus hijos o pupilos, les corresponde adoptar las medidas necesarias, solicitar la ayuda correspondiente y colaborar con el centro para que su proceso educativo se lleve a cabo de forma adecuada, según lo  establecido en el artículo 4.2 de la Ley orgánica 8/1985, de 3 de julio, reguladora del derecho a la educación.

EL CAPÍTULO IX, correspondiente a los derechos de los profesores se recoge el reconocimiento de la condición de los profesores como autoridad pública  gozando de la protección como tal por orden jurídico. De acuerdo con el artículo 25 bis del Real Decreto  23/2014, de junio.

EL CAPÍTULO VII, artículo 51, referido a las faltas de asistencia, incluye el artículo 28 bis del  Decreto 23/2014, de 12 de junio.

 EL CAPÍTULO X, Artículo 58, referido a las conductas gravemente perjudiciales para la convivencia en el centro,  incluye la modificación recogida en el artículo 28 bis, apartado 2C, recogido en el decreto 23/2014, de 12 de junio.

El CAPÍTULO X, Artículo 60, Referido a las medidas adoptadas para corregir conductas gravemente perjudiciales para la convivencia en el centro, se incluye la reflejada en el artículo 14, apartado 4F del Decreto 23/2014, de 12 de junio.

2.- CAPÍTULO I: PRINCIPIOS EDUCATIVOS GENERALES.

ARTÍCULO 1:

  1. La educación y la convivencia se desarrollarán en un marco de tolerancia y respeto a la libertad de cada cual, a su personalidad y convicciones, que no podrán ser perturbadas por ningún tipo de coacción ni por la obligación de asumir ideologías o creencias determinadas.
  2. Todos los miembros de la Comunidad Escolar tendrán derecho a intervenir en las decisiones que les afecten, a través de representantes libremente elegidos para la constitución de los órganos de gobierno y de los órganos de participación en el control y gestión del centro.
  3. Los/as alumnos/as serán orientados para que puedan asumir progresivamente la responsabilidad de su propia educación y de las actividades complementarias de carácter cultural, asociativo, recreativo o de índole similar, que contribuyan a completar su formación.
  4. Todos tendrán derecho a expresar su pensamiento, ideas y opiniones, siempre que ello no signifique actividad de propaganda partidista.
  5. Serán respetadas las libertades académicas que correspondan a los/as profesores/as. No obstante, el saber no será utilizado por ninguno de éstos como instrumento de dominación o manipulación de los/as alumnos/as. Las libertades académicas se ejercerán en el marco de la coordinación exigida por la existencia de equipos educativos.
  6. De acuerdo con los principios de igualdad de derechos y no discriminación que inspira la actividad educativa, la enseñanza que se proporcione a alumnos y alumnas será igual y se desarrollará en un marco de coeducación.

 

3.- CAPÍTULO II: DISPOSICIONES GENERALES.

ARTÍCULO 2:

El presente reglamento ha sido redactado atendiendo en todo momento a no contravenir las normas del:

  • D.51/2007 de 17 de junio por el que se regulan los derechos y deberes de los alumnos y la participación y compromiso de las familias en el proceso educativo y se establecen las normas de convivencia y disciplina en los centros.
  • Orden 28 de junio de 1994, organización y funcionamiento de las escuelas de Ed. infantil y primaria.
  • Decreto 51/2007, derechos y deberes, participación normas de convivencia y disciplina, modificado por el Decreto 23/2014 de 23 de junio

ARTÍCULO 3

Todos los/as alumnos/as tienen los mismos derechos y deberes básicos sin más distinciones que las derivadas de su edad, nivel madurativo y de las enseñanzas que se encuentren cursando.

ARTÍCULO 4:

El Consejo Escolar del centro, como órgano de participación en el control y gestión del centro, será informado de los conflictos y la imposición de sanciones en materia de disciplina de los/as alumnos/as.

ARTÍCULO 5:

El Consejo Escolar velará por el correcto ejercicio de los derechos y deberes de los/as alumnos/as. Para facilitar dicho cometido se constituirá una Comisión de Convivencia, compuesta por profesores, padres y alumnos, elegidos por el sector correspondiente, y que será presidida por el/la directora/a. Las funciones principales de dicha comisión serán las de mediar en los conflictos planteados y canalizar las iniciativas de todos los sectores de la Comunidad Educativa para mejorar la convivencia, el respeto mutuo y la tolerancia en los centros docentes.

ARTÍCULO 6:

Los Órganos de Gobierno del centro, así como la Comisión de Convivencia, adoptarán las medidas preventivas necesarias para garantizar los derechos de los/as alumnos/as y para impedir la comisión de hechos contrarios a las normas de convivencia del centro. Con este fin se potenciará la comunicación constante y directa con los padres o tutores de los/as alumnos/as.

ARTÍCULO 7:

El Consejo Escolar elaborará, siempre que lo estime oportuno y, en todo caso, una vez al año, un informe que formará parte de la memoria de final de curso, en el que se evaluarán los resultados de la aplicación de las normas de convivencia.

 

 

4.- CAPÍTULO III: ORGANIZACIÓN.

ARTÍCULO 8:

  1. La estructura del centro está formada por equipos docentes, órganos de gobierno, órganos de participación en el control y gestión del centro, comisiones, Orientadora, A.M.P.A., y por la relación que se establece entre los miembros, e implica delimitar y relacionar los componentes organizativos y funcionales.
  2. Los órganos de gobierno forman el equipo directivo y están formados por el/la Director/a, el/la Jefe/a de Estudios, el/la Jefe/a de Estudios Adjunto y el/la Secretario/a.
  3. Los órganos de participación en el control y gestión del centro son el Consejo Escolar y el Claustro de Profesores.

a)   Consejo Escolar: es el principal instrumento de participación de los grupos que integran la Comunidad Educativa; se reunirá, como mínimo, una vez al trimestre y siempre que lo convoque el/la director/a del centro o lo solicite al menos un tercio de sus miembros. Su composición y competencias están recogidas en los artículos 20 y 34 del Decreto 86/2002, de 4 de julio, por el que se aprueba el Reglamento Orgánico de los Centros de Educación Secundaria.

b)   Claustro de Profesores: es el órgano propio de participación del profesorado en el centro. Se reunirá como mínimo una vez al trimestre y siempre que lo convoque el Director o lo solicite, al menos, un tercio de sus miembros. Sus atribuciones están reflejadas en el artículo 5 del real Decreto 23/2014 del 12 de junio, por el que se aprueba y se modifica el Reglamento Orgánico de los Centros de Educación Secundaria.

  1. Órganos de Coordinación Docente: Equipos de ciclo en educación infantil y primaria, departamentos didácticos en educación secundaria obligatoria, departamento de orientación y departamento de actividades complementarias y extraescolares, comisión de coordinación pedagógica, tutores y junta de profesores de secundaria.

a)   Equipos de nivel: agrupan a todos los/as profesores/as que imparten docencia en él. Son los órganos básicos encargados de organizar y desarrollar, bajo la supervisión del Jefe/a de Estudios, las enseñanzas propias del ciclo. Cada uno de los equipos de nivel  estará dirigido por un/a coordinador/a, que se reúnen cada quince días, y, por lo menos, una vez al mes evaluarán la práctica docente y aplicarán las medidas correctoras que esta evaluación aconseje. Sus competencias y las de su coordinador/a están reflejadas en los artículos. 39 y 41 del Decreto 86/2002, de 4 de julio, por el que se aprueba el Reglamento Orgánico de los Centros de Educación Obligatoria.

b)   Los Departamentos Didácticos en Educación Secundaria Obligatoria son órganos básicos encargados de organizar y desarrollar las enseñanzas propias de las áreas o materias que tengan asignadas y de las actividades que se les encomienden dentro del ámbito de sus competencias. Las competencias de los departamentos didácticos y de los jefes de los departamentos didácticos están recogidas en los artículos  44 y 47 del Decreto 86/2002, de 4 de julio, por el que se aprueba el Reglamento Orgánico de los Centros de Educación Obligatoria.

c)   El Departamento de Orientación está formado por la orientadora del centro y los/las profesores/as de: Pedagogía Terapéutica, Compensatoria, Audición y Lenguaje, Ámbito Científico- Técnico y Ámbito Socio-Lingüístico. Las competencias están recogidas en el artículo 51 del Decreto citado anteriormente. El Departamento de Actividades Complementarias y Extraescolares está integrado por el jefe del mismo y, para cada actividad concreta, por los profesores y alumnos responsables de esa actividad.

d)   La Comisión de Coordinación Pedagógica está integrada por el Director, el Jefe de Estudios, el Jefe de Estudios Adjunto, los Coordinadores de ciclo de Infantil y Primaria, el coordinador de Convivencia, los Jefes de Departamento y el representante del Equipo para la Orientación e Intervención Educativa. Actuará como secretario el/la profesor/a de menor edad. Se reunirá una vez al mes y celebrará una sesión extraordinaria al comenzar el curso, otra al finalizarlo y cuando se considere necesario. Sus competencias está reflejadas en el artículo 49del Decreto ya citado.

e)   Tutores/as: la función tutorial y la orientación de los alumnos como parte esencial de la función docente, se desarrollará a lo largo de todas las etapas y ciclos. A cada grupo de alumnos se le asignará un tutor. Sus funciones están recogidas en el artículo 59 del mismo Decreto. Los tutores y el/la Jefe de Estudios mantendrán las reuniones periódicas necesarias para el buen funcionamiento de la acción tutorial.

f) Junta de profesores: constituida por todos los profesores/as que imparten docencia al mismo grupo y coordinada por su tutor/a. Las funciones están recogidas en el artículo 61 del Decreto 86/2002, de 4 de julio, por el que se aprueba el Reglamento Orgánico de los Centros de Educación Obligatoria.

  1. A.M.P.A.: existe una asociación de madres y padres de alumnos que participa activamente en el centro. Sus competencias están recogidas en el Real Decreto 1533/ 1986 de 11 de julio.

5.- CAPÍTULO IV: DERECHOS DE LOS ALUMNOS.

ARTÍCULO 9:

  1. Todos los miembros de la comunidad educativa están obligados al respeto de los derechos que se establecen en el D. 51/2007 de 17 de mayo
  2. El ejercicio de sus derechos por parte de los alumnos implicará el conocimiento y respeto de los derechos de todos los miembros de la Comunidad Educativa.

ARTÍCULO 10:

  1. Los/as alumnos/as tienen derecho a recibir una formación que asegure el pleno desarrollo de su personalidad.

Este derecho implica:

  1. La formación en el respeto a los derechos y libertades fundamentales y en los principios democráticos de convivencia.
  2. Una educación emocional que le permita afrontar adecuadamente las relaciones interpersonales.
  3. La adquisición de habilidades, capacidades y conocimientos que le permitan integrarse personal, laboral y socialmente. El desarrollo de actividades docentes con fundamento científico y académico.
  4. La formación ética y moral.
  5. La orientación escolar, personal y profesional que le permita tomar decisiones de acuerdo con su s aptitudes y capacidades.
  6. Una jornada de trabajo escolar acomodada a su edad y una planificación equilibrada de sus actividades de estudio.
  7. De manera especial, se cuidará la orientación escolar y profesional de los/as alumnos/as con discapacidades físicas, sensoriales y psíquicas, o con carencias sociales o culturales.
  8. La orientación profesional se basará únicamente en las aptitudes y aspiraciones de los/as alumnos/as y excluirá toda diferenciación por razón de sexo. La Administración educativa y los centros desarrollarán las medidas compensatorias necesarias para garantizar la igualdad de oportunidades en esta materia.
  9. Para hacer efectivo el derecho de los/as alumnos/as a la orientación escolar y profesional, los centros recibirán los recursos y el apoyo necesario de la Administración educativa.

ARTÍCULO 11:

  1. Todos los alumnos tiene derecho a que se respeten su identidad, integridad y  dignidad personales.

                        Este derecho implica:

  1. La protección contra la agresión física, emocional o moral.
  2. El respeto a la libertad de conciencia, y a sus convicciones ideológicas, religiosas o morales.
  3. La disposición en el centro de unas condiciones adecuadas de seguridad e higiene.
  4. Un ambiente de convivencia que permita el normal desarrollo de las actividades académicas y fomente el respeto mutuo.
  5. La confidencialidad en sus datos personales sin perjuicio de las comunicaciones necesarias para la Administración educativa y la obligación que hubiese, en su caso, de in formar a la autoridad competente.
  6. Este centro desarrollará las iniciativas que eviten la discriminación de los alumnos, pondrán especial atención en el respeto de las normas de convivencia y establecerán planes de acción positiva para garantizar la plena integración de todos los alumnos del centro.
  7. Se informará antes de formalizar la matrícula, sobre el proyecto educativo o sobre el carácter propio del centro.
  8. Se fomentará de la capacidad y la actitud crítica de los/as alumnos/as que posibilite a los mismos la realización de opciones de conciencia en libertad.
  9. Los/as alumnos/as o sus padres o tutores, si aquellos  son menores de edad, podrán elegir la formación religiosa o moral que resulte acorde con sus creencias o convicciones, sin que de esta relación pueda derivarse discriminación alguna.
  10. Todos/as los/as alumnos/as tienen derecho a que se respete su integridad física y moral y su dignidad personal, no pudiendo ser objeto, en ningún caso, de tratos vejatorios o degradantes.
  11. Los centros docentes estarán obligados a guardar reserva sobre toda aquella información de que dispongan acerca de las circunstancias personales y familiares del/a alumno/a. No obstante, los centros comunicarán a la autoridad competente las circunstancias que puedan implicar malos tratos para el alumno o cualquier otro incumplimiento de los deberes establecidos por las leyes de protección a los menores

ARTÍCULO 12:

  1. Los/as alumnos/as tienen derecho a que su dedicación, esfuerzo y rendimiento sean valorados y reconocidos con objetividad.

     Este derecho implica:

  1. Recibir información acerca de los procedimientos, criterios y resultados de la evaluación.
  2. Obtener aclaraciones del profesorado y, en su caso, efectuar reclamaciones, respecto de los criterios, decisiones y calificaciones obtenidas parciales o en las finales del curso escolar. Este derecho podrá ser ejercitado en el caso de los alumnos menores de edad por sus padres o tutores legales. Dicha reclamación deberá basarse en la inadecuación de la prueba propuesta al alumno en relación con los objetivos o contenidos del área o materia sometida a evaluación y con el nivel previsto en la programación, o en la incorrecta aplicación de los criterios de evaluación establecidos.
  3. A fin de garantizar la función normativa que ha de tener la evaluación y lograr una mayor eficacia del proceso de aprendizaje de los alumnos, los/as tutores/as y los/as profesores/as mantendrán una comunicación fluida con éstos y sus padres en lo relativo a las valoraciones sobre el aprovechamiento académico de los/as alumnos/as y la marcha de su proceso de aprendizaje, así como de las decisiones que se adopten como resultado de dicho proceso.
  4. La Administración educativa establecerá el procedimiento para la formulación y tramitación de las reclamaciones contra las calificaciones y decisiones que, como consecuencia del proceso de evaluación, se adopten al final de un ciclo o curso.

ARTÍCULO 13:

  1. Todos los alumnos tiene derecho a participar en la vida del centro y en su funcionamiento en los términos previstos en la legislación vigente.

     Este derecho implica:

  1. La participación de carácter individual o colectiva mediante el ejercicio de los derechos de reunión, de asociación, a través de las asociaciones de alumnos, y de representación en el centro, a través de los delegados y de sus representantes en el consejo escolar.
  2. La posibilidad de manifestar de forma respetuosa sus opiniones, individual y colectivamente, con libertad, sin perjuicio de los derechos  de todos los miembros de la comunidad educativa.
  3. Recibir información sobre las cuestiones propias de su centro y de la actividad educativa en general.
  4. Los/as alumnos/as tienen derecho a elegir, mediante sufragio directo y secreto, a sus representantes en el Consejo Escolar y a los/as delegados/as de grupo en los términos establecidos en el correspondiente reglamento orgánico del centro.
  5. Los/as delegados/as no podrán ser sancionados  por el ejercicio de sus funciones como portavoces de los/as alumnos/as, en los términos de la normativa vigente.
  6. Los/as alumnos/as tienen derecho a asociarse, creando asociaciones de alumnos, reguladas por el Real Decreto 1532/1986, de 11 de julio, federaciones y confederaciones de alumnos/as, las cuales podrán recibir ayudas; todo ello en los términos previstos en la legislación vigente.
  7. Los/as alumnos/as podrán asociarse una vez terminada su relación con el centro, al término de su escolarización, en entidades que reúnan a los/as antiguos/as alumnos/as y colaborar a través de ellas en el desarrollo de las actividades del centro.
  8. Los/as alumnos/as tiene derecho a ser informados por los representantes de las asociaciones de alumnos/as, tanto de las cuestiones propias de su centro como de las que afecten a otros centros docentes y al sistema educativo general.
  9. Los/as alumnos/as tienen derecho a la libertad de expresión sin perjuicio de los derechos de todos los miembros de la comunidad educativa y el respeto que merecen las instituciones de acuerdo con los principios y derechos constitucionales.
  10. Los/as alumnos/as tienen derecho a manifestar su discrepancia respecto a las decisiones educativas que les afecten. Cuando la discrepancia revista carácter colectivo, la misma será canalizada a través de los representantes de los/as alumnos/as en la forma establecida en la normativa vigente.

ARTÍCULO 14:

  1. En los términos previstos en el artículo 8 de la L.O.D.E., los/as alumnos/as podrán reunirse en sus centros docentes para actividades de carácter escolar o extraescolar que formen parte del P.E.C. del centro, así como para aquellas otras a las que pueda atribuirse una finalidad educativa o formativa.
  2. Los Directores de los centros garantizarán el ejercicio del derecho de reunión de los/as alumnos/as dentro del horario del centro.

ARTÍCULO 15:

  1. Los/as alumnos/as tienen derecho a utilizar las instalaciones de los centros con las limitaciones derivadas de la programación de actividades escolares y extraescolares y con las precauciones necesarias en relación con la seguridad de las personas, la adecuada conservación de los recursos y el correcto destino de los mismos.

ARTÍCULO 16:

  1. Los/as alumnos/as tienen derecho a participar, en calidad de voluntarios/as en las actividades de los centros docentes.

ARTÍCULO 17:

  1. Todos los alumnos tiene derecho la protección social, de acuerdo con lo dispuesto en la legislación vigente y en el marco de la disponibilidad presupuestaria.

     Este derecho implica:

  1. Dotar a los alumnos de recursos que compensen las posibles carencias o desventajas de tipo personal, familiar, económico, social o cultural, con especial atención a aquellos que presenten necesidades educativas  especiales.
  2. Establecer las condiciones adecuadas para los alumnos que sufran una adversidad familiar, un accidente o una enfermedad prolongada, no se  vean en la imposibilidad de continuar o finalizar los estudios que estén cursando.
  3. Los/as alumnos/as tienen derecho a percibir las ayudas precisas para compensar posibles carencias de tipo familiar, económico y sociocultural, de forma que se promueva su derecho a los distintos niveles educativos. La Administración educativa garantizará este derecho. El entro actuará como mediador con la administración para garantizarlo.

 

 

ARTÍCULO18:

  1. Cuando no se respeten los derechos de los/as alumnos/as, o cuando cualquier miembro de la Comunidad Educativa impida el efectivo ejercicio de dichos derechos, el órgano competente del centro adoptará las medidas que procedan conforme a lo dispuesto en la legislación vigente, previa audiencia de los interesados y consulta, en su caso, al Consejo Escolar del centro.

6. CAPÍTULO IV: DEBERES DE LOS ALUMNOS.

ARTÍCULO 19:

  1. Todos los alumnos tienen el deber de estudiar y esforzarse para conseguir el máximo rendimiento académico, según sus capacidades, y el pleno desarrollo de su personalidad.

     Este deber implica:

  1. Asistir a clase respetando los horarios establecidos y participar en las actividades académicas programadas.
  2. Realizar las actividades encomendadas por los profesores en el ejercicio  de sus funciones docentes, así como seguir sus orientaciones y directrices.
  3. Cumplir y respetar los horarios aprobados para el desarrollo de las actividades del centro.
  4. Seguir las orientaciones del profesorado respecto de su aprendizaje y mostrarle el debido respeto y consideración.
  5. Respetar el ejercicio del derecho al estudio de sus compañeros.
  6. Los/as alumnos/as deben respetar la libertad de conciencia y las convicciones religiosas y morales, así como la dignidad, integridad e intimidad de todos los miembros de la Comunidad Educativa.
  7. Constituye un deber de los alumnos la no discriminación de ningún miembro de la Comunidad Educativa por razón de nacimiento, raza, sexo o por cualquier otra circunstancia personal o social.
  8. Los alumnos tienen el deber de justificar sus faltas de asistencia a clase y a los actos obligatorios ante el profesor correspondiente. Los menores de edad las justificarán mediante escrito de sus padres o responsables legales; los mayores de edad, por sí mismos. En cualquier caso, y especialmente si la falta se hubiera registrado durante una prueba de evaluación, el profesor podrá solicitar que se aporte la documentación que proceda a efectos de su justificación (certificación de asistencia a consulta médica, etc.).
  9. Los alumnos menores de edad tienen el deber de solicitar autorización por escrito del Jefe de Estudios o, en su ausencia, del miembro de la Junta Directiva que se encuentre de guardia, para ausentarse del Centro en horario lectivo. Será requisito imprescindible para conseguir dicha autorización la presentación de un justificante firmado por los padres o tutores legales donde se especifiquen los motivos para la ausencia. El alumno/a, siempre abandonará el centro acompañado por su padre/madre/tutor.

ARTÍCULO 20:

  1. Todos los alumnos tienen el deber de respetar a los demás.

Este deber implica:

a. Permitir que sus compañeros puedan ejercer todos y cada uno de los derechos establecidos en el DECRETO 51/2007, de 17 de mayo.

b. Respetar la libertad de conciencia, las convicciones religiosas y morales y la dignidad, integridad e intimidad de todos los miembros de la comunidad educativa, y evitar cualquier discriminación por razón de nacimiento, raza, sexo o cualquier otra circunstancia personal o social.

c. Demostrar buen trato y respeto a todos los alumnos y a los profesores que desarrollan su actividad en el centro, tanto en lo referente a su persona como a sus pertenencias.

ARTÍCULO 21:

  1. Todos los alumnos tienen el deber de participar en las actividades que configuran la vida del centro.

     Este deber implica:

  1. Participar de forma activa, individual y colectivamente, en las actividades lectivas y complementarias, así como en las entidades y  órganos de representación propia de los alumnos.
  2. Respetar y cumplir las decisiones del personal del centro, en sus ámbitos de responsabilidad.

 

  1. Los alumnos tienen el deber de desempeñar responsablemente los cargos o delegaciones para los que hayan sido elegidos. Asimismo, tienen el deber de escuchar y respetar a sus delegados y representantes en el ejercicio de sus funciones.

ARTÍCULO 22:

  1. Todos los alumnos, siguiendo los cauces establecidos en el centro, tienen el deber de colaborar en la mejora de la convivencia escolar y en la consecución de un adecuado clima de estudio y respeto.

     Este deber implica:

  1. Respetar las normas de organización, convivencia y disciplina del  centro, establecidas en el Reglamento de Régimen Interior.
  2. Participar y colaborar activamente con el resto de personas del centro para favorecer el desarrollo de las actividades y, en general, la  convivencia en el centro.
  3. Respetar, conservar y utilizar correctamente las instalaciones del centro y los materiales didácticos.
  4. Los/as alumnos/as deben respetar el proyecto educativo o el carácter propio del centro, de acuerdo con la legislación vigente.
  5. Los/as alumnos/as deben cuidar y utilizar correctamente los bienes, muebles y las instalaciones del centro y respetar las pertenencias de los otros miembros y de la Comunidad Educativa.

ARTÍCULO 23:

  1. Todos los alumnos tienen el deber de conocer y respetar los valores democráticos de nuestra sociedad, expresando sus opiniones respetuosamente.

7.- CAPÍTULO V: DERECHOS DE LOS PADRES.

Los padres o tutores legales, en relación con la educación de sus hijos o pupilos, tienen los derechos reconocidos en el artículo 4.1 de la Ley Orgánica 8/1985, de 3 de julio, reguladora del derecho a la educación.

Con especial atención, y de acuerdo con los principios informadores del DECRETO 51/2007, de 17 de mayo, se garantizará el derecho de los padres o tutores legales a:

ARTÍCULO 24:

  1. Participar en el proceso de enseñanza y en el aprendizaje de sus hijos o pupilos y estar informados sobre su progreso e integración socio-educativa, así como del conocimiento o intervención en las actuaciones de  mediación o procesos de acuerdo reeducativo.
  2. En el caso de que los progenitores estén separados o divorciados, y no exista acuerdo a la hora de tomar decisiones respecto a sus hijos/as, la decisión última la tomará aquel progenitor que posea la custodia legal.

ARTÍCULO 25:

  1. Ser oídos en aquellas decisiones que afecten a la orientación personal, académica y profesional de sus hijos o pupilos, y a solicitar, ante el consejo escolar del centro, la revisión de las resoluciones adoptadas por su director frente a conductas de sus hijos o pupilos que perjudiquen gravemente la convivencia.

ARTÍCULO 26:

  1. Participar en la organización, funcionamiento, gobierno y evaluación del centro educativo, a través e su participación en el consejo escolar y en la comisión de  convivencia, y mediante los cauces asociativos que tienen legalmente reconocidos.

8. CAPÍTULO V: DEBERES DE LOS PADRES.

Los padres o tutores legales, como primeros responsables de la educación de sus hijos o pupilos, les corresponde adoptar las medidas necesarias, solicitar la ayuda correspondiente y colaborar con el centro para que su proceso educativo se lleve a cabo de forma adecuada, según lo  establecido en el artículo 4.2 de la Ley Orgánica 8/1985, de 3 de julio, reguladora del derecho a la educación y modificadas en las disposiciones finales del decreto 23/2014 de 12 de junio.

Con especial atención, y de acuerdo con el principio informadores del DECRETO 51/2007, de 17 de mayo, se velará por el cumplimiento de los siguientes deberes de los padres o tutores legales:

ARTÍCULO 27:

  1. Conocer la evolución del proceso educativo de sus hijos o pupilos, estimularles hacia el estudio e implicarse de manera activa en la mejora de su rendimiento y, en su caso, de su conducta.
  2. Respetarán la libertad de cátedra de los profesores.
  3. Deberán tratar con el debido respeto y corrección a todo el personal del centro.

ARTÍCULO 28:

  1. Adoptar las medidas, recursos y condiciones que faciliten a sus hijos o pupilos su asistencia regular a clase así como su progreso escolar.
  2. Es deber de los padres justificar las faltas de asistencia o puntualidad de sus hijos y firmar el boletín de calificaciones de los mismos cada evaluación.
  3. Asistirán tantas veces como sea reclamada su presencia por el Tutor o Equipo Directivo del Centro.

ARTÍCULO 29:

  1. Respetar y hacer respetar a sus hijos o pupilos las normas que rigen en el centro escolar, las orientaciones educativas del profesorado y colaborar en el fomento del respeto y el pleno ejercicio de los derechos de todos los miembros de la comunidad educativa.
  2. Deberán respetar las horas establecidas para consultas  y no interrumpirán la dinámica del centro.
  3. Deberán asistir a las reuniones de los órganos colegiados a los que pertenezcan y a cuantas otras reuniones se les convoque por parte de los profesores tutores o de los distintos órganos unipersonales o colegiados  del instituto.

9.- CAPÍTULO VI: DERECHOS DE LOS PROFESORES.

Los derechos del profesor están recogidos en la Orden ministerial de 31 de julio de 1987, en la ley 30/1984 y en el Real Decreto 33/1986 referente al Régimen disciplinario de los funcionarios de la Administración del Estado.

ARTÍCULO 30: Se respetarán los derechos y libertades que como ciudadano le reconoce la Constitución.

(a)  Se respetará su libertad de conciencia –convicción religiosa, moral e ideológica, su intimidad y su libertad de expresión –siempre y cuando ésta no atente contra los derechos de los miembros de la comunidad educativa.

(b)  Se respetará su integridad física y su dignidad personal, no pudiendo ser objeto de tratos vejatorios que degraden su integridad física o moral.

(c)  Será tratado con el debido respeto por compañeros, alumnos, padres y, en general, por todos los miembros de la comunidad educativa.

(d)  De acuerdo con el artículo 25 bis del real Decreto 23/2014, de 12 de junio. Tendrá la condición de autoridad pública y gozará de la protección reconocida como tal por el ordenamiento jurídico.

(e)  En el ejercicio de las actuaciones de corrección y disciplinarias, los hechos constatados por el profesorado y miembros del equipo directivo de los centros docentes sostenidos con fondos públicos, tendrán valor probatorio y disfrutarán de presunción de veracidad “iuris tantum” o salvo prueba en contrario, cuando se formalicen por escrito en el documento que cuente con los requisitos establecidos reglamentariamente, sin perjuicio de las pruebas que, en defensa de los respectivos derechos o intereses puedan ser señaladas o aportadas.

(f)   La dirección del centro docente comunicará, simultáneamente, al Ministerio Fiscal y a la Dirección Provincial de Educación correspondiente, cualquier incidencia relativa a la convivencia escolar que pudiera ser constitutiva de delito o falta, sin perjuicio de que se adopten las medidas cautelares oportunas

ARTÍCULO 31:

  1. Se respetará su libertad en el desarrollo de su actividad docente  siempre que respete la P.G.A. , el P.C. y el P.E.C.
  2. Tiene derecho a impartir sus clases en un ambiente donde se respeten las normas básicas de educación y se garantice la posibilidad de desarrollar adecuadamente las actividades de enseñanza/ aprendizaje programadas.
  3. Realizar cuantas pruebas escritas o trabajos considere oportuno, dentro de un contexto  de evaluación continua y formativa, al objeto de valorar el esfuerzo y conocimientos de los alumnos con la mayor objetividad posible.
  4. A que se respeten sus decisiones en el ámbito de las actividades de enseñanza  aprendizaje en el aula, así como las condiciones necesarias para su realización.

ARTÍCULO 32:

  1. Disponer de los medios materiales y espacios necesarios para poder desarrollar las actividades de enseñanza aprendizaje previstas en la programación del departamento didáctico con las máximas garantías de calidad.
  2. Tiene derecho a utilizar las instalaciones y recursos materiales del centro, siempre en ejercicio de su labor profesional.
  3. Tiene derecho a recibir asesoramiento –legal, pedagógico, didáctico- y apoyo necesario de las autoridades académicas.

ARTÍCULO 33:

  1. A participar en los órganos de control y gestión del centro educativo, en los términos establecidos en las leyes.
  2. Tiene derecho a reunirse en el centro para asuntos relacionados con su actividad docente y profesional, previo aviso al equipo directivo.
  3. Podrá proponer, colaborar o realizar actividades complementarias y extraescolares.
  4. Tendrá derecho a participar en la elaboración de la P.G.A. del centro y en la memoria  del mismo.

ARTÍCULO 34:

  1. A conocer las carencias y desventajas de sus alumnos de tipo personal, familiar, económico, social y cultural, especialmente en el caso de presentar necesidades educativas especiales, que impidan o dificulten el acceso y la permanencia en el sistema educativo al objeto de diseñar las ayudas y los apoyos precisos que permitan compensarlas.
  2. Tiene derecho a recibir la información que llegue al centro relacionada con su función docente –actividades de perfeccionamiento, Boletines oficiales...- y aquella que tenga salida de Jefatura de Estudios, Secretaría, Dirección... Del mismo modo, podrá consultar las actas del Consejo Escolar y cualquier otra documentación  administrativa que le afecte, salvo aquella  cuya difusión pudiera menoscabar al derecho a la intimidad de las personas.

ARTÍCULO 35:

  1. A que su actividad académica se desarrolle en las debidas condiciones de seguridad e higiene.

ARTÍCULO 36:

  1. Al reconocimiento de la función docente como factor esencial de la calidad de la  educación, manifestado en la atención prioritaria a su formación y actualización  permanente.
  2. Los profesores, siempre que cumplan con sus funciones, serán respaldados por el equipo directivo ante cualquier problema que se les presente.

10. CAPÍTULO VI: DEBERES DE LOS PROFESORES.

ARTÍCULO 37:

  1. Desarrollar las iniciativas que eviten la discriminación de los alumnos, con especial atención en el respeto de las normas de convivencia y establecer planes de acción positiva para garantizar la plena integración de todos los alumnos del centro.
  2. Respetar y cumplir el Reglamento de Régimen Interior, el Proyecto Educativo y todos los acuerdos que se tomen  en el centro de forma democrática.
  3. Respetar la  integridad física y moral de todos los miembros de la comunidad educativa, no pudiendo hacer objeto a ninguno de ellos de tratos vejatorios o degradantes.
  4. Respetar la libertad de conciencia, las convicciones religiosas, morales e ideológicas y la intimidad de todos los miembros de la comunidad educativa.
  5. Utilizar correctamente los bienes muebles y las instalaciones del centro. Cuando el profesor desee sacar fuera del centro material didáctico, audiovisual, etc. deberá comunicarlo al coordinador correspondiente.
  6. Debe colaborar en el mantenimiento de la disciplina  y en cuantas actividades se organicen para el mejor funcionamiento del centro.
  7. El profesor se hará cargo de todos sus alumnos durante el desarrollo de la clase, no debiendo ausentarse de ella salvo por causa mayor. Se entiende igualmente que deberá mantener al grupo de alumnos en el aula durante exámenes y recuperaciones hasta que concluya el periodo lectivo.
  8. Si un alumno es privado de recreo, éste permanecerá bajo la tutela del profesor que lo ha decidido, evitando siempre que permanezca solo en el aula o pasillos.
  9. Para el cuidado y vigilancia de los recreos se atenderá a lo establecido en la disposición 79 de la O.M. de 29 de febrero de 1996 que modifica la de 29 de junio de 1994 y en la que se dice, entre otras cosas, que todos los profesores y profesoras asignados, atenderán al cuidado y vigilancia de los recreos.

ARTÍCULO 38:

  1. Hacer públicos los criterios generales que se van a aplicar para la evaluación de los aprendizajes y la promoción de los alumnos.
  2. El profesor realizará, con los demás miembros de su departamento, a principios de curso, la programación de las materias de su competencia, especificando los criterios de evaluación, los niveles mínimos de cada curso y los métodos de seguimiento de los alumnos con asignaturas pendientes, con refuerzo o ampliación. Si  el profesor no asume la programación común, deberá proponer otra alternativa, justificando las razones de su opción, siempre dentro de la normativa vigente. Cada departamento deberá tener a disposición de los padres y alumnos las programaciones de las asignaturas que impartan.

ARTÍCULO 39:

  1. Mantener una comunicación fluida con los tutores y los padres de los alumnos en lo relativo a la valoración sobre su aprovechamiento académico y la marcha de su proceso de aprendizaje, así como de las decisiones que se adopten como resultado de dicho proceso.
  2. Informará  a los tutores cuanto antes  de los aspectos que considere relevantes para mejorar el rendimiento académico  de sus alumnos.
  3. Informará a sus alumnos sobre la programación y les atenderá en caso de que existan problemas relacionados con la materia.
  4. Atenderá en el aula  a los alumnos que no participen en las actividades extraescolares del grupo.

ARTÍCULO 40:

  1. Guardar reserva sobre toda aquella información de que dispongan acerca de las circunstancias personales y familiares del alumno. No obstante, comunicarán a la dirección del centro las circunstancias que puedan implicar malos tratos para el alumno o cualquier otro incumplimiento de los deberes establecidos por las leyes de protección del menor.

ARTÍCULO 41:

  1. Consignar las ausencias, retrasos e incidencias que ocurran en la clase en su unidad personal o rellenando el parte de incidencias.
  2. Asistir puntualmente a todas las actividades del centro que directamente le conciernen y a las que esté convocado oficialmente.
  3. Cuando un profesor falta  algún día, deberá justificar  su ausencia de acuerdo a lo regulado por la ley al respecto, en un plazo no superior a dos días después de su incorporación al Centro, rellenando en jefatura de Estudios el correspondiente parte de justificación, y deberá aportar, siempre que sea posible, la documentación que se estime oportuna para justificar su ausencia.
  4. Cuando un profesor sepa con antelación que va a faltar deberá dejar trabajo a sus grupos y lo hará constar por escrito, con el fin de que el profesor de guardia se encargue de que los alumnos realicen el trabajo.
  5. Ningún profesor puede cambiar de horario sin conocimiento de la Jefatura de Estudios. Tampoco podrá salir con el alumnado del centro sin haberlo aprobado la Jefatura de Estudios.

ARTÍCULO 42:

  1. Realizar, dentro de un contexto de evaluación continua y formativa, un mínimo de dos pruebas escritas a lo largo de la evaluación, a excepción de aquellas áreas o materias en las que no sea aconsejable, por el reducido número de horas semanales o por sus propias características.
  2. Abreviar, en lo posible, los plazos de corrección de exámenes, ejercicios y trabajos realizados por los alumnos. Además, deberán constar las correcciones precisas y claramente especificadas.
  3. Enseñará a sus alumnos los exámenes, trabajos y ejercicios corregidos, explicándole los criterios utilizados en su evaluación.
  4. Atenderá cuantas reclamaciones se produzcan durante el proceso de evaluación continua y final del alumno.
  5. Para la utilización de espacios y materiales comunes (Vídeo, salón de actos, etc.), existirá un calendario de uso. Con la debida antelación se anotará en la hoja que, al efecto, haya dispuesto la Jefatura de Estudios, la necesidad de utilizar una de esas instalaciones con el fin de reservarlas para la fecha u hora indicadas, si ello es posible.

ARTÍCULO 43:

Deberes del profesor de guardia en la ESO:

  1. El profesorado de guardia realizará las funciones de apoyo que requiere el mantenimiento de la actividad cotidiana del instituto. Ejercerá su función desde que finaliza  una clase hasta  que concluye la  siguiente.
  2. Para el cumplimiento de dicha función procederá del siguiente modo: al inicio del periodo de guardia, comprobará en el parte de faltas del profesorado si es necesario realizar alguna sustitución. Inmediatamente después se cerciorará de que todos los grupos estén atendidos por el profesorado correspondiente. En el caso de alguna ausencia o retraso se hará cargo del grupo que quede sin atender, anotará las ausencias del alumnado, procurará que mantengan el silencio necesario para no interferir en el resto de las clases. Si la persona ausente hubiera dejado encomendado trabajo al grupo, éste deberá realizarlo.
  3. El profesorado de guardia que no deba sustituir a nadie controlará que en la entrada principal, servicios y pasillos no permanezcan alumnos durante las horas de clase y se hará cargo de aquellas situaciones anómalas que pudieran presentarse: traslados del alumnado accidentado, correcciones de comportamientos inadecuados...
  4. Al terminar la guardia, se anotará en el parte de asistencia del profesorado las ausencias, firmando en la casilla correspondiente. Del mismo modo, se comunicará a Jefatura de Estudios cualquier incidencia que se hubiera producido.
  5. El  Equipo Directivo asumirá las funciones del profesor de guardia en caso necesario.

 

 

 

 

ARTÍCULO 44:

Desarrollo de la guardia de recreo de secundaria:

La asignación y el desarrollo de las guardias de recreo se realizarán siguiendo los siguientes criterios:

  1. El reparto de estas guardias se hará después de las guardias de aula entre los profesores con disponibilidad de horas complementarias. En caso de igualdad se asignará a aquellos que tengan menor carga presencial sin aún así persiste la igualdad le corresponderá al profesor que tenga menor número de áreas afines.
  2. Se asignarán dos profesores para cubrir cada sesión, considerando ésta como una guardia más dentro del horario de cada profesor.
  3. Uno de estos profesores  se ocupará de que ningún alumno permanezca en las

 aulas durante el recreo, salvo que estén acompañados por algún profesor.

  1. El otro se hará cargo del cuidado de los alumnos en el patio. Será acompañado por el primero cuando éste haya concluido su tarea.
  2. Durante los recreos los profesores de guardia procurarán que los alumnos no fumen en el patio, que no se peleen o que no se comporten de manera incorrecta. También atenderán a cualquier  alumno que sufra una caída o cualquier otro percance.
  3. Cuando toque el primer timbre de fin de recreo los profesores  procederán al desalojo de los servicios, controlarán el acceso al edificio, colocándose en la puerta, y velarán por la correcta distribución de alumnos en sus respectivas aulas.

Desarrollo de las entradas y salidas al patio.

El profesor que imparta clase en la hora que precede a la salida del recreo, deberá asegurarse de que todos los alumnos salen al patio en orden y sin correr.

Cada tutor deberá recoger a sus alumnos a la vuelta del recreo, es decir, llevar la fila desde el patio hasta el aula.

Desarrollo de las actividades extraescolares realizadas en horario de tarde: de 16.00 a 18.00h.

Todas las tardes, habrá dos profesores del Centro encargados de controlar estas actividades. Sus funciones serán las siguientes.

  1. Controlar las entradas y salidas de los monitores, recogiendo sus firmas a la entrada y salida en el cuaderno de incidencias.
  2. Redactar las incidencias sucedidas en la tarde, recogiéndolas en el cuaderno habilitado para ello.
  3. Uno de los profesores, permanecerá en la biblioteca o aula de estudio, atendiendo a los alumnos que allí se encuentren. El otro profesor se encargará de controlar la parte del colegio donde se realizan las actividades: que todos los alumnos estén en su actividad, supervisar servicios, pasillos, etc. Además, recogerá en el cuaderno de incidencias las faltas de los alumnos a las actividades.
  4. Cada monitor, en caso de incidencia con algún alumno, resolverá el problema, sin ser el aula de estudio la vía de escape al mismo.

11. CAPÍTULO VII: NORMAS DE CONVIVENCIA.

ARTÍCULO 45:

Las conductas de los alumnos perturbadoras de la convivencia en el centro podrán ser calificadas como:

  1. Conductas contrarias a las normas de convivencia del centro.
  2. Conductas gravemente perjudiciales para la convivencia en el centro, que serán calificadas como faltas.

ARTÍCULO 46:

Las normas de convivencia del centro, recogidas en el R.R.I.,  concretan los deberes de los/as alumnos/as y establecen las correcciones que corresponden por las conductas contrarias a las citadas normas.

El tipo de corrección de las conductas recogidas en el apartado anterior podrá ser:

  1. Actuaciones inmediatas: aplicables a todas las conductas que perturban la convivencia en el centro, con el objetivo principal del cese de la conducta perturbadora de la convivencia, sin perjuicio de su calificación como conducta contraria a las normas de convivencia o gravemente perjudicial para la convivencia del centro, al objeto de aplicar las medidas posteriores. Compete tomar este tipo de medidas a cualquier profesor del centro que comunicará las medidas tomadas al tutor del alumno. Asimismo, dará traslado al jefe de estudios, en su caso, tanto de las actuaciones inmediatas como de aquellas situaciones en las que las características de la conducta perturbadora, su evolución, una vez llevada a cabo la actuación inmediata, y la posible calificación posterior, lo hagan necesario. El profesor llevará a cabo una o varias de las siguientes actuaciones:
    1. Amonestación pública o privada.
    2. Exigencia de petición pública o privada de disculpas.
    3. Suspensión del derecho a permanecer en el lugar donde se esté llevando a cabo la actividad durante el tiempo que estime el profesor. En este caso el alumno debe dirigirse al profesor de guardia o en su defecto al jefe de estudios que se encargarán de su control.
    4. Realización de trabajos específicos en períodos de recreo u horario no lectivo, en este caso con permanencia o no en el centro.
  2. Medidas posteriores: una vez desarrolladas las actuaciones inmediatas, y en función de las características de la conducta, se podrán adoptar además las siguientes medidas:
    1. Medidas de corrección en el caso de conductas contrarias a las normas de convivencia del centro, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 52, 53 del  capítulo VIII.
    2. Mediación y procesos de acuerdo reeducativo, según lo dispuesto en os artículos 46 y 47 del decreto51//2007
    3. Apertura de procedimientos sancionadores, en el caso de conductas gravemente perjudiciales para la convivencia en el centro, de conformidad con lo dispuesto en el capítulo X, artículo 54, 55.

ARTÍCULO 47:

Los incumplimientos de las normas de convivencia habrán de ser valorados considerando la situación y las condiciones personales del/a alumno/a.

ARTÍCULO 48:

Las correcciones que hayan de aplicarse por el incumplimiento de las normas de convivencia habrán de tener un carácter educativo y recuperador, deberán garantizar el respeto a los derechos del resto de los/as alumnos/as y procurarán la mejora en las relaciones de todos los miembros de la Comunidad Educativa. y supondrán, en primera instancia, la actuación inmediata y directa del profesor sobre la conducta del alumno afectado, pudiendo ir seguidas de medidas posteriores.

  1. En todo caso, en la corrección de los incumplimientos deberá tenerse en cuenta:

a)   Ningún/a alumno/a podrá ser privado del derecho a la educación, ni de su derecho a la escolaridad (apartado 3 del artículo 30 del D. 51/2007 de 23 de mayo).

b)   No podrán imponerse correcciones contrarias a la integridad física y a la dignidad personal del/a alumno/a.

c)   La imposición de las correcciones previstas en el citado Decreto, respetará la proporcionalidad con la conducta del alumno y deberá contribuir a la mejora de su proceso educativo.

d)   Podrán corregirse, de acuerdo con lo dispuesto en este título, los actos contrarios a las normas de convivencia del centro realizados por los/as alumnos/as en el recinto escolar o durante la realización de actividades complementarias y extraescolares o en los servicios de comedor y transporte escolar. Igualmente, podrán corregirse las actuaciones del/a alumno/a que, aunque realizadas fuera del recinto escolar, estén motivadas o directamente relacionadas con la vida escolar y afecten a sus compañeros o a otros miembros de la Comunidad Educativa.

e)   Los órganos competentes para la instrucción del expediente o para la imposición de correcciones deberán tener en cuenta la edad del/la alumno/a., tanto en el momento de decidir su incoación o sobreseimiento como a efectos de graduar la aplicación de la sanción cuando proceda.

f) Se tendrán en cuenta las circunstancias personales, familiares o sociales así como el nivel académico y la edad del alumno/a antes de resolver el procedimiento corrector. A estos efectos, se podrán solicitar los informes que se estimen necesarios sobre las aludidas circunstancias y recomendar, en su caso, a los padres/madres o a los representantes legales del/a alumno/a o a las instancias públicas competentes la adopción de medidas necesarias.

g)   El/la director/a o en su caso el equipo directivo, determinará si la falta de asistencia a clase de los/as alumnos/as por razones generales y comunicadas previamente, no deba ser objeto de corrección, debiendo adoptar las medidas necesarias parar que esta situación no repercuta en el rendimiento académico de los/as alumnos/as.

ARTÍCULO 49:

A efectos de la gradación de las correcciones:

a)   Se considerarán circunstancias paliativas:

-     El reconocimiento espontáneo de su conducta incorrecta, así como la petición voluntaria de excusas y la reparación espontánea del daño producido ya sea físico o moral.

-     La falta de intencionalidad.

-     El carácter ocasional de la conducta.

-     Cuando no se pueda llegar a un acuerdo, o no pueda llevarse a cabo una vez alcanzado, por causas ajenas al alumno infractor o por negativa expresa del alumno perjudicado.

-     Otras circunstancias de carácter personal que puedan incidir en su conducta.

b) Se considerarán circunstancias agravantes:

-     La premeditación.

-     La reiteración.

-     La incitación o estímulo a la actuación individual o colectiva lesiva de los derechos de los demás miembros de la comunidad educativa.

-     La alarma social causada por las conductas perturbadoras de la convivencia, con especial atención a aquellos actos que presenten características de acoso o intimidación a otro alumno.

-     La gravedad de los perjuicios causados al centro o a cualquiera de los integrantes de la comunidad educativa.

-     La publicidad o jactancia de conductas perturbadoras de la convivencia a través de aparatos electrónicos u otros medios.

-     - Causar daño, injuria u ofensa a los compañeros de menos edad o a los recién     incorporados al centro.

c) En el caso de que concurran circunstancias atenuantes y agravantes ambas podrán compensarse.

ARTICULO 50:

Responsabilidad por daños:

  1. Los/as alumnos/as que individual o colectivamente causen daños de forma intencionada o por negligencia a las instalaciones del centro o su material, así como a los bienes y pertenencias de cualquier miembro de la comunidad educativa, quedan obligados a reparar el daño causado o hacerse cargo del coste económico de su reparación. Igualmente los/as alumnos/as que sustrajeran bienes del centro deberán restituir lo sustraído.
  2. Los alumnos que sustrajeren bienes del centro o de cualquier miembro de la comunidad escolar deberán restituir lo sustraído, de acuerdo con la legislación vigente, sin perjuicio de la corrección a que hubiere lugar.
  3. Al objeto de que todos los miembros de la comunidad educativa se sientan comprometidos y corresponsables del cuidado y mantenimiento del centro, cuando se produzcan daños o hurtos en los bienes muebles o instalaciones utilizadas  exclusivamente por uno o varios grupos y, en el supuesto de que no aparezcan los responsables, los gastos necesarios para su reparación se repartirán, de forma equitativa, entre todos los alumnos de dichos grupos.
  4. Así mismo, el grupo de alumnos es responsable del material que se le entrega para su utilización al comienzo del curso, debiendo ser entregado en condiciones adecuadas con el deterioro propio del uso.
  5. En todo caso, los padres o representantes legales de los/as alumnos/as serán responsables civiles en los términos previstos en las leyes.

ARTICULO 51:

De las faltas de asistencia:

  1. El control de faltas de asistencia de los alumnos compete a los tutores  bajo la supervisión de la jefatura de estudios. A ellos compete analizar la oportunidad de justificar las faltas dependiendo de la causa alegada.
  2. La justificación de las faltas se realizará en un plazo máximo de tres días contados a partir de la incorporación, con un impreso que se recogerá en conserjería. Es el tutor quién decide si admitir o no la justificación de la falta.
  3. Todas las faltas de asistencia podrán ser comunicadas telefónicamente a los padres en el día que se produzcan. Las faltas injustificadas se comunicarán a los padres lo antes posible.
  4. En ESO la acumulación de seis faltas o las correspondientes a una asignatura durante una semana en un mes será considerada como falta grave y supondrá la pérdida del derecho a asistir a clase del alumno. La reiteración de faltas de asistencia se considerará falta muy grave.

Las faltas de asistencia por enfermedad que tengan lugar un día en el que se realice un examen, deben justificarse con documentación médica.

  1. Las faltas de asistencia de modo reiterado puede provocar la imposibilidad de la aplicación correcta de los criterios generales de evaluación y la propia evaluación continua de ESO. Aparte de las correcciones que se adopten en el caso de las faltas injustificadas, a juicio del/a tutor/a, se establece como número máximo de faltas es el correspondiente a tres amonestaciones por falta de asistencia.
  2. Los alumnos a los que, por superar ese número de faltas injustificadas de asistencia, no se les pueda aplicar la evaluación continua, realizarán las pruebas específicas que determine cada departamento.
  3. En ESO las faltas de puntualidad: el alumno/a que llegue tarde estará obligado a presentarse en clase, asumiendo la correspondiente sanción:

-     Dos retrasos injustificados equivalen a una falta leve y conlleva una amonestación por escrito.

-     seis retrasos injustificados (tres amonestaciones por faltas) equivalen a una falta grave e implicará la pérdida del derecho a asistencia a clase.

8.   Las actuaciones correctoras referidas a las faltas injustificadas de asistencia pueden determinar que, las decisiones colectivas que adopte el alumnado a partir de tercer curso de la ESO, en relación con su asistencia a clase no tengan la consideración  de conductas perturbadoras  de la convivencia ni sean objeto de corrección cuendo éstas hayan sido resultado de una decisión colectiva en el marco del ejercicio del derechoa reunión y sean comunicadas previamente por escrito de acuerdo con la forma que establezcan las normas de organización del centro, siempre que ajuste a lo dispuesto en el artículo 8 de la Ley Orgánica 8/1985, 3 de julio, para que esta situación no repercuta en el rendimiento de los alumnos y se respete el derecho de aquellos que no desee secundar las decisiones sobre la asistencia o no al centro.

ARTÍCULO 52:

El Consejo Escolar y en su caso la Comisión de Convivencia del centro, supervisarán el cumplimiento efectivo de las correcciones en los términos en que hayan sido dispuestas.

ARTICULO 53:

Coordinación interinstitucional

  1. De acuerdo con la disposición adicional vigésimo tercera de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, para una mayor precisión y eficacia de las actuaciones correctoras, los centro podrán recabar los informes que se estimen necesarios acerca de las circunstancias personales, familiares o sociales del alumno a los padres o tutores legales o, en su caso, a las instituciones públicas competentes.
  2. En aquellos supuestos en los que, una vez llevada a cabo la corrección oportuna, el alumno siga presentando reiteradamente conductas perturbadoras para la convivencia en el centro, éste dará traslado, previa comunicación a los padres o tutores legales en el caso de menores de edad, a las instituciones públicas del ámbito sanitario, social o de otro tipo, de la necesidad de adoptar medidas dirigidas a modificar aquellas  circunstancias personales, familiares o sociales del alumno que puedan ser  determinantes de la aparición y persistencia de dichas conductas.
  3. En aquellas actuaciones y medidas de corrección en las que el centro reclame la implicación directa de los padres o tutores legales del alumno y éstos la rechacen de forma expresa, el centro pondrá en conocimiento de las instituciones públicas competentes los hechos, con el fin de que adopten las medidas oportunas para garantizar los derechos del alumno contenidos en el capítulo IV, apartado 5) y el cumplimiento de los deberes recogidos en el capítulo V, apartado 9), con especial atención al contenido en su artículo 34).

 

11. CAPITULO VII: NORMAS ELEMENTALES DE CONVIVENCIA PARA ESTE CENTRO.

ARTÍCULO 54:

Con la colaboración de todos los sectores de la Comunidad Educativa, y, para favorecer un clima agradable de trabajo y estudio, se han elaborado, para nuestro centro, las siguientes normas:

  1. Desplazarse por el interior del colegio con normalidad y rapidez, sin correr ni empujar a los demás compañeros sin demoras innecesarias y empleando el menor tiempo posible.
  2. Ir al servicio sólo en caso de necesidad, evitando hacerlo en horas de clase. 
  3. En los intercambios de clase permanecer correctamente dentro del aula preparando el material necesario para la clase siguiente.
  4. Hay que ser correctos y educados en el trato con los miembros de la Comunidad Educativa dentro y fuera del recinto escolar.
  5. Hay que cuidar y respetar las instalaciones y el mobiliario escolar procurando no deteriorarlos con pintadas ni rayones, así como el material escolar propio o ajeno. Los alumnos se asegurarán de que la clase esté siempre limpia de papeles y con las sillas y mesas ordenadas
  6. El comportamiento en clase (esté o no el/la profesora/a ) debe ser el más correcto posible, evitando actos que perjudiquen el normal desenvolvimiento de la clase como:
  7. Arrastrar las mesas o a las sillas.
    1. Gritar a través de las ventanas.
    2. Dar golpes a las puertas.
    3. Tirar objetos a los compañeros/as, o al exterior (a través de las ventanas).
    4. Comer golosinas o masticar chicle.
    5. Abrir las puertas que comunican las clases contiguas.
    6. Pasarse notas durante las clases.
    7. Olvidarse de traer el material necesario para cada asignatura.
    8. Negarse a realizar las tareas.
    9. Interrumpir, inadecuadamente, el normal desarrollo de la clase.
  8. Hay que ser puntuales en las entradas al colegio, acudiendo a la puerta estipulada para ello y guardando el orden correspondiente o la fila establecida, cuando suene la sirena dirigiéndose a las aulas con orden y sin correr.
  9. No deben traerse ni utilizarse, en el centro, teléfonos móviles, walkman, mp3 u otros objetos similares, salvo criterio del profesor. En caso contrario serán recogidos por el profesor correspondiente  y entregados en Jefatura de Estudios. Sólo se entregarán a los padres o tutores legales del alumno. La reiteración conllevará la correspondiente sanción.
  10. Los alumnos no pueden abandonar el aula durante el transcurso de las clases sin permiso del profesorado. Ello implica que durante los periodos de exámenes los alumnos deben permanecer en el aula. En los intercambios de clase

10. Los alumnos han de permanecer dentro del aula desplazándose sólo quienes tengan que cambiar de espacio. En los intercambios de clase los alumnos han de permanecer dentro del aula desplazándose sólo quienes tengan que cambiar de espacio.

11. No se puede salir del centro en el horario escolar, sin autorización de los padres o tutores legales; además deberán ir acompañados. En caso de que un alumno debiera abandonar el centro, lo hará en el cambio de clase y esperará en el vestíbulo a ser recogido por sus padres o tutores.

12. Durante los recreos los alumnos permanecerán en el patio, salvo si quedan en el interior con algún profesor, que se responsabilizará de ellos, el comportamiento en el mismo debe ser el adecuado debiendo mantener su limpieza, usando correctamente y cuidando el material disponible o asignado para ese intervalo de tiempo.

13. En caso de que algún grupo no esté atendido por algún profesor, los alumnos permanecerán en el aula a la espera del profesor de guardia. Si este se retrasara, el delegado comunicará la incidencia en Jefatura de Estudios para que adopte las medidas oportunas. 

14. Los alumnos no podrán entrar en el aula mientras esta se encuentre ocupada por el profesor de la hora anterior.

15. Los alumnos son responsables del mantenimiento de las aulas (mesas, sillas, percheros, persianas…) y de todas las dependencias del centro. Los desperfectos intencionados  serán sufragados por los mismos.

16. Los alumnos que abandonen su aula de referencia para utilizar otro espacio deberán dejar su mesa limpia y sus materiales recogidos. Y los alumnos que ocupen el aula de otro grupo deberán dejarla en buenas condiciones y sin hacer uso de los materiales personales de los otros alumnos.

17. Los alumnos sólo podrán utilizar el teléfono del Centro  en caso de enfermedad, no para pedir material que se les haya olvidado en casa. Deben preparar su material antes de acudir al Centro, no se entregará ningún material durante el horario escolar.

18. Los alumnos no entrarán en la sala de profesores ni en la conserjería, solicitando lo que necesiten a quien corresponda.

  1. 19.  El sofá del vestíbulo es para uso de quienes estén esperando una entrevista o de quienes no se encuentren bien.

20. No se pueden utilizar móviles, mp3 ni sus accesorios, salvo criterio del profesor. En caso contrario serán recogidos por el profesor y entregados en Jefatura de Estudios. La reiteración supondrá la correspondiente sanción.

21. No se puede mascar chicle ni comer en las clases, servicios o pasillos, salvo prescripción médica.

22. Los alumnos respetarán unas mínimas normas de higiene personal y llevarán la indumentaria adecuada a un centro educativo. No se puede estar con la cabeza cubierta dentro del Centro.

23. Durante las expulsiones del Centro, los alumnos tendrán que realizar los trabajos establecidos por el profesorado y no podrán venir al centro salvo para la realización de  exámenes.

24. Si un alumno es amonestado, no podrá participar en las actividades extraescolares del Centro por un periodo de 15 días. En caso de que en esos 15 días no se desarrollase ninguna actividad extraescolar el alumno sancionado no podrá asistir a la primera que tenga lugar después de ese periodo de tiempo. Cuando un alumno acumule varias incidencias y amonestaciones, no asistirá a ninguna actividad extraescolar.

 

12. CAPITULO IX: CONDUCTAS CONTRARIAS A LAS NORMAS DE CONVIVENCIA DEL CENTRO.

ARTÍCULO 55:

De acuerdo con las normas citadas en el artículo anterior, se han determinado, en colaboración con los/as alumnos/as, como faltas que perjudican de forma leve la convivencia en el centro, las siguientes:

  1. Las manifestaciones expresas contrarias a los valores y derechos democráticos legalmente establecidos.
  2. Salir al pasillo o gritar en los intercambios de clase.
  3. Mentir, si de la mentira se deriva daño para otros miembros de la Comunidad Educativa.
  4. El deterioro, no grave, causado intencionada o negligentemente de las dependencias del Centro, del material de éste, o de los objetos o pertenencias del Centro, o de los objetos o pertenencias de otros miembros de la Comunidad Educativa.
  5. Tirar papeles al suelo y pintar en las paredes.
  6. No respetar las normas de seguridad e higiene en aulas, laboratorios o talleres.
  7. No acudir al lugar de entrada cuando suene la sirena.
  8. Salir de forma incorrecta de la clase, cuando los/as profesores/as lo indiquen.
  9. Traer material inadecuado al colegio.
  10. Pasar notas a los compañeros durante las clases.
  11. Sacudir el borrador en la pared.
  12. Olvidar los materiales necesarios para el desarrollo de la clase (libros, cuadernos, etc.).
  13. La interrupción del desarrollo de la clase con bromas o asuntos ajenos a la explicación.
  14. El incumplimiento del deber del estudio durante el desarrollo de la clase, dificultando la actuación del profesorado y del resto de alumnos.
  15. La incorrección en la presencia, motivada por la falta de aseo personal o en la indumentaria, que pudiera provocar una alteración en la actividad del centro, tomando en consideración, en todo caso, factores culturales o familiares.
  16. Jugar con balones o pelotas en el interior del colegio.
  17. Tener el teléfono móvil conectado y el uso inadecuado de otros aparatos electrónicos durante las horas lectivas y en general durante la realización de las actividades académicas.
  18. El incumplimiento de las sanciones impuestas para remediar una conducta contraria a las normas de convivencia se considerará falta gravemente perjudicial para las normas de convivencia del centro.
  19. La reiteración, en un mismo curso escolar, de faltas leves contrarias a las normas de convivencia del centro recogidas en este Reglamento.
  20. Los actos injustificados que perturben de modo grave o reiterado el normal desarrollo de las actividades.

 

 

 

ARTÍCULO 56

Las medidas para corregir estas conductas serán:

INMEDIATAS (Responsable: El profesor)

a)   Amonestación privada o por escrito.

b)   Exigencia de petición pública o privada de disculpas.

c)   Suspensión del derecho a permanecer en el lugar donde se esté llevando a cabo la actividad durante el tiempo que estime el profesor, si la actividad es en el centro, el alumno se presentará la profesor de guardia (si está ocupado se dirigirá al jefe de estudios) que se responsabilizará de su atención. Esta actuación deberá ser comunicada al tutor del alumno, que será quien, de acuerdo con la dirección del centro, determinará la oportunidad de informar a la familia  del alumno, del mismo modo se informará a jefatura de estudios.

d)   Comparecencia inmediata ante la Jefatura de Estudios.

e)   Realización de trabajos específicos en horario de recreo o no lectivo, en este caso con permanencia o no en el centro.

f)    Realización de tareas que contribuyan a la mejora y desarrollo de las actividades del centro o, si procede, dirigidas a reparar el daño causado a las instalaciones o al material del centro o a las pertenencias de otros miembros de la Comunidad Educativa.

g)   En caso de tener conectado el móvil, éste será recogido por el/la profesor/a y entregado en dirección donde permanecerá hasta que lo recoja el padre o la madre del/de la alumno/a.    

POSTERIORES (Responsables: El Director, el Jefe de Estudios o el Tutor)

a)   Cuando un profesor amoneste a un alumno, lo hará por escrito, rellenando el “documento de amonestación” del centro y entregándolo en Jefatura de Estudios. Jefatura comunicará a su familia la amonestación, convocando  a sus padres a la hora y día del siguiente periodo de “atención de padres” o “tutoría de padres” que el profesor tenga. A continuación, el profesor se reunirá con los padres del alumno y le detallará los hechos, causas o razones de su amonestación. Cuando un alumno tenga 3 amonestaciones se suspenderá su derecho a asistir a clase durante 3 días, después de la conversación entre profesor y familia, se celebrará otra reunión con la asistencia de tutor,  Jefatura y familia, en la que el tutor entregará personalmente a la familia el trabajo que el alumno debe realizar durante su ausencia y se informarán de las normas y responsabilidades para esos días. Si la amonestación se hubiera impuesto a un alumno al que el profesor no da clase, será Jefatura la encargada de dar las explicaciones a los padres, ya que no habrá un historial anterior que necesite ser aclarado.

b)   Si reincide y es amonestado tres veces más por molestar en clase, se le suspenderá del derecho de asistencia a clase otros cinco días lectivos. Durante ese tiempo el alumno deberá realizar los deberes o trabajos que se determinen par evitar la interrupción en el proceso educativo.

c)   Modificación temporal del horario lectivo, tanto en lo referente a la entrada y salida del centro como al período de permanencia en él, por un plazo máximo de 15 días lectivos.

d)   Realización de tares de apoyo a otros alumnos y profesores por un máximo de 15 días lectivos.

e)   Suspensión del derecho a participar en las actividades extraescolares del  centro por un período máximo de 15 días. En el caso de que en esos 15 días no se desarrollase ninguna actividad extraescolar el alumno sancionado no podrá asistir a la primera que se desarrolle después de ese período de tiempo.

f)    Cambio de grupo del alumno por un máximo de 15 días lectivos.

g)   Suspensión del derecho a asistir a determinadas clases por un período no superior a 5 días lectivos. Durante dicho período quedará garantizada la permanencia del alumno en el centro, llevando a cabo las tareas académicas que se le encomienden.

h)   Cuando un alumno/a acumule varias incidencias y amonestaciones,

ARTÍCULO 57

1. Serán competentes para decidir las correcciones previstas anteriormente.

a)   Los/as profesores/as del/a alumno/a, oído éste/a, dando cuenta al/a tutor/a y a la Jefatura de Estudios.

b)   El/la tutor/a del/a alumno/a, oído/a el/la mismo/a.

c)   La Jefatura de Estudios y la Dirección, oído/a el/la alumno/a y su profesor/a o tutor/a.

2. Las conductas contrarias a las normas de convivencia en el centro prescribirán en el plazo de 30 días, contado a partir de la fecha de su comisión. Asimismo las medidas  correctoras impuestas por estas conductas, prescribirán en el plazo de 30 días desde su imposición.

 

10. CAPITULO X: CONDUCTAS GRAVEMENTE  PERJUDICIALES PARA LA CONVIVENCIA EN EL CENTRO.

ARTÍCULO 58:

Se consideran conductas graves las siguientes:

a)   La reiteración, en un mismo curso escolar, de conductas graves contrarias a las normas de convivencia del centro, recogidas en este Reglamento.

b)   La falta de normas elementales de educación (insultos, palabras mal sonantes,...).

c)   Las acciones de desconsideración, imposición de criterio, amenaza, insulto, menosprecio de palabra u obra y falta de respeto, en general, a los miembros de la comunidad educativa, siempre que no sean  calificados como faltas.

d)   Sustraer material del colegio o de los/as compañeros/as.

e)   Mentir, si de la mentira se deriva daño grave para otros miembros de la Comunidad Educativa.

f)    Salir del recinto en horario escolar sin autorización.

g)   La suplantación de personalidad en actos de la vida docente y falsificación o sustracción de documentos académicos.

h)   Los daños graves causados por uso indebido, o intencionadamente, en los locales, material o documentos del centro o en los bienes de otros miembros de la Comunidad Educativa.

i)    Los actos injustificados que perturben gravemente el normal desarrollo de las actividades del centro.

j)    Las actuaciones perjudiciales para la salud y la integridad personal de los miembros de la Comunidad Educativa del centro, o la incitación a las mismas.

k)   El incumplimiento de las sanciones impuestas.

l)    La falta de respeto , indisciplina, acoso, amenaza y agresión verbal o física, directa o indirecta, al profesorado, a cualquier miembro de la comunidad educativa y, en general, a todas aquellas personas que desarrollan su prestación de servicios en el centro  educativo.

m)  De acuerdo con el artículo28 bis, apartado C del Real Decreto 23/2014, de 12 de junio, las conductas que atenten contra la dignidad personal de  cualquier miembro de la comunidad educativa,  particularmente aquéllas que tengan como origen o consecuencia una discriminación o acoso basado en el género, la orientación o identidad sexual, o un origen racial, étnico, religioso, de creencias o de discapacidad, o que se realicen contra el alumno más vulnerable por sus características personales, sociales o educativas. Todas estas conductas será consideradas como muy graves.

ARTÍCULO 59:

No podrán corregirse las conductas que perjudican de forma muy grave la convivencia en el centro sin la previa instrucción de un expediente, que, tras la recogida de la necesaria información, acuerde el Director, bien por propia iniciativa o bien a propuesta del Consejo Escolar del centro. Dicho expediente se tramitará conforme a lo que establece el DECRETO 51/2007, de 17 de mayo, en los artículos 50, 51, 52, 53 y 54.

ARTÍCULO 60:

Las medidas para corregir estas conductas serán:

a)   Realización de tareas que contribuyan a la mejora y el desarrollo de las actividades del centro o, si procede, dirigidas a reparar el daño causado a las instalaciones o al material del centro o a las pertenencias de otros miembros de la comunidad educativa. Dichas tareas no podrán tener una duración inferior a 6 días lectivos ni superior a 15 días lectivos.

b)   Suspensión del derecho a participar en las actividades extraescolares del centro por un período superior a 15 días lectivos e inferior a 30 días lectivos.

c)   Cambio de grupo del alumno durante un período comprendido entre 16 días lectivos y la finalización del curso escolar.

d)   Suspensión del derecho de asistencia a determinadas clases o a todas ellas por un período superior a 5 días lectivos e inferior a 30 días lectivos, sin que eso comporte la pérdida del derecho a la evaluación continua y entregando al alumno un programa de trabajo para dicho período, con los procedimientos de seguimiento y control oportunos, con el fin de garantizar dicho derecho.

e)   Cambio de centro.

f)    Expulsión temporal o definitiva del centro, artículo 14, apartado 4F del Decreto 23/2014, de 12 de junio.

 

  1. 7.         CAPITULO XI: OTROS PROCEDIMIETOS DE ACTUACIÓN

ARTÍCULO 61:

PROCEDIMIENTOS DE ACUERDO ABREVIADO

El Artículo 29 del Decreto 51/2007, modificado por el Decreto 23/2014, establece los procedimientos de acuerdo abreviado con la finalidad de agilizar las actuaciones posteriores de las conductas perturbadoras para la convivencia.

Se podrán llevar a cabo con cualquier conducta perturbadora ya sea su calificación como contraria a la convivencia en el centro, y considerada como falta leve, o gravemente perjudicial para la convivencia en el centro, y considerada como falta grave o muy grave, y se  concretarán en la apertura de procesos de mediación, procesos de acuerdo reeducativo y la aceptación inmediata de sanciones.

El acogimiento a estos procedimientos es voluntario y necesita del acuerdo de las partes en conflicto para su inicio, pudiendo ofrecerse y acogerse a ellos todo el alumnado del centro.

ARTÍCULO 62:

MEDIACIÓN ESCOLAR Y ACUERDOS REEDUCATIVOS

DISPOSICIONES COMUNES

Dentro de las medidas dirigidas a solucionar los conflictos provocados por las conductas de los alumnos perturbadoras de la convivencia en el centro, podrán llevarse a cabo actuaciones de mediación y procesos de acuerdo reeducativo de conformidad con lo dispuesto en este apartado. Para la puesta en práctica de dichas medidas se tendrán en cuenta los siguientes aspectos:

  1. Cuando se lleven a cabo en conflictos motivados por conductas perturbadoras calificadas como contrarias a las normas de convivencia podrán tener carácter exclusivo o conjunto con otras medidas de corrección de forma previa, simultánea o posterior a ellas.
  2. Cuando se lleven a cabo en conflictos generados por conductas perturbadoras calificadas como gravemente perjudiciales para la convivencia en el centro y se haya iniciado la tramitación de un procedimiento sancionador, éste quedará provisionalmente interrumpido cuando el centro tenga constancia expresa, mediante un escrito dirigido al director, de que el alumno o alumnos implicados y los padres o tutores legales, en su caso, aceptan dichas medidas así como su disposición a cumplir los acuerdos que se alcancen. Igualmente se interrumpirán los plazos de prescripción y las medidas cautelares, si las hubiere.
  3. No se llevarán a cabo en el caso de conductas gravemente perjudiciales para la convivencia en las que concurran alguna de las circunstancias agravantes de la responsabilidad que se mencionan en el capítulo IV, apartado A), artículo 16 de este Reglamento.
  4. Una vez aplicada una sanción, podrán llevarse a cabo actuaciones de mediación y procesos de acuerdo reeducativo que, con carácter voluntario, tendrán por objeto prevenir la aparición de nuevas conductas perturbadoras de la convivencia escolar.
  5. Así mismo, y dadas sus características, podrán desarrollarse, inclusive, con conductas no calificadas como perturbadoras para la convivencia en el centro. En este caso tendrán el carácter de estrategias preventivas para la resolución de conflictos y podrán ponerse en práctica con todos los miembros de la comunidad educativa.

 

LA MEDIACIÓN ESCOLAR

 

Definición y objetivos.

  1. La mediación es una forma de abordar los conflictos surgidos entre dos o más personas, contando para ello con la ayuda de una tercera persona denominada mediador.
  2. El principal objetivo de la mediación es analizar las necesidades de las partes en conflicto, regulando el proceso de comunicación en la búsqueda de una solución satisfactoria para todas ellas.

Aspectos básicos para su puesta en práctica:

Además de las disposiciones comunes establecidas anteriormente, para el desarrollo de la mediación será preciso tener en cuenta lo siguiente:

a.-  La mediación tiene carácter voluntario, pudiendo ofrecerse y acogerse a ella todos los alumnos del centro que lo deseen.

b.-  La mediación está basada en el diálogo y la imparcialidad, y su finalidad es la reconciliación entre las personas y la reparación, en su caso, del daño causado. Asimismo, requiere de una estricta observancia de confidencialidad por todas las partes implicadas.

c.-  Podrá ser mediador cualquier miembro de la comunidad educativa que lo desee, siempre y cuando haya recibido la formación adecuada para su desempeño.

d.-  El mediador será designado por el centro, cuando sea éste quien haga la propuesta de iniciar la mediación y por el alumno o alumnos, cuando ellos sean los proponentes. En ambos casos, el mediador deberá contar con la aceptación de las partes afectadas.

e.-  La mediación podrá llevarse a cabo con posterioridad a la ejecución de una sanción, con el objetivo de restablecer la confianza entre las personas y proporcionar nuevos elementos de respuesta en situaciones parecidas que se puedan producir.

Finalización de la mediación

  1. Los acuerdos alcanzados en la mediación se recogerán por escrito, explicitando los compromisos asumidos y el plazo para su ejecución.
  2. Si la mediación finalizase con acuerdo de las partes, en caso de haberse iniciado un procedimiento sancionador y una vez llevados a cabo los acuerdos alcanzados, la persona mediadora lo comunicará por escrito al director del centro quien dará traslado al instructor para que proceda al archivo del expediente sancionador.
  3. En caso de que la mediación finalice sin acuerdo entre las partes, o se incumplan los acuerdos alcanzados, el mediador comunicará el hecho al director para que actúe en consecuencia, según se trate de una conducta contraria a las normas de convivencia, aplicando las medidas de corrección que estime oportunas, o gravemente perjudicial para la convivencia en el centro, dando continuidad al procedimiento sancionador abierto, reanudándose el computo de plazos y la posibilidad de adopción de medidas cautelares previstas en el artículo 51 del Decreto 51/2007, de 17 de mayo.
  4. Cuando no se pueda llegar a un acuerdo, o no pueda llevarse a cabo una vez alcanzado, por causas ajenas al alumno infractor o por negativa expresa del alumno perjudicado, esta circunstancia deberá ser tenida en cuenta como atenuante de la responsabilidad.
  5. El proceso de mediación debe finalizar con el cumplimiento de los acuerdos alcanzados, en su caso, en el plazo máximo de diez días lectivos, contados desde su inicio. Los periodos de vacaciones escolares interrumpen el plazo.

ARTÍCULO 63:

LOS PROCESOS DE ACUERDO REEDUCATIVO

Definición y objetivos

  1. El proceso de acuerdo reeducativo es una medida dirigida a gestionar y solucionar los conflictos surgidos por la conducta o conductas perturbadoras de un alumno, llevada a cabo mediante un acuerdo formal y escrito, entre el centro, el alumno y sus padres o tutores legales, en el caso de alumnos menores de edad, por el que todos ellos adoptan libremente unos compromisos de actuación y las consecuencias que se derivarán de su desarrollo.
  2. Estos procesos tienen como principal objetivo cambiar las conductas del alumno que perturben la convivencia en el centro y, en especial, aquellas que por su reiteración dificulten su proceso educativo o el de sus compañeros.

Aspectos básicos

  1. Los procesos de acuerdo reeducativo se llevarán a cabo por iniciativa de los profesores y estarán dirigidos a los alumnos, siendo imprescindible para su correcta realización la implicación de los padres o tutores legales, si se trata de menores de edad.
  2. Los procesos de acuerdo reeducativo tienen carácter voluntario. Los alumnos y los padres o tutores legales, en su caso, ejercitarán la opción de aceptar o no la propuesta realizada por el centro para iniciar el proceso. De todo ello se dejará constancia escrita en el centro.
  3. Se iniciarán formalmente con la presencia del alumno, de la madre y el padre o de los tutores legales y de un profesor que coordinará el proceso y será designado por el director del centro.
  4. En el caso de que se acepte el inicio de un proceso de acuerdo reeducativo como consecuencia de una conducta gravemente perjudicial para la convivencia del centro se estará a lo dispuesto en la disposición común b). Si no se aceptara se aplicarán las medidas posteriores que correspondan, sin perjuicio, en su caso, de proceder conforme al artículo 34.3 del Decreto.51/2007, de 17 de mayo.
  5. El documento en el que consten los acuerdos reeducativos debe incluir, al menos:

a) La conducta que se espera de cada una de los implicados.

b) Las consecuencias que se derivan del cumplimiento o no de los acuerdos pactados.

Desarrollo y seguimiento

  1. Para supervisar el cumplimiento de los acuerdos adoptados los centros podrán establecer las actuaciones que estimen oportunas, de acuerdo con lo establecido en el presente Reglamento.
  2. Se constituirán comisiones de observancia para dar por concluido el proceso de acuerdo reeducativo o para analizar determinadas situaciones que lo requieran. Dichas comisiones estarán formadas, al menos, por la madre y el padre del alumno o, en su caso, sus tutores legales, el profesor coordinador del acuerdo reeducativo, el tutor del alumno, en caso de ser distinto del anterior, y el director del centro o persona en quien delegue.
  3. Si la comisión de observancia constatase el cumplimiento de lo estipulado en el acuerdo reeducativo, en caso de haberse iniciado un procedimiento sancionador el director del centro dará traslado al instructor para que proceda al archivo del expediente disciplinario.
  4. En caso de que la comisión de observancia determinase el incumplimiento de lo estipulado en el acuerdo reeducativo, el director actuará en consecuencia, según se trate de una conducta contraria a las normas de convivencia, aplicando las medidas de corrección que estime oportunas, o gravemente perjudicial para la convivencia en el centro, dando continuidad al procedimiento sancionador abierto, reanudándose el computo de plazos y la posibilidad de adopción de medidas cautelares previstas en el artículo 51 del Decreto 51/2007, de 17 de mayo. Así mismo, podrá actuar conforme a lo dispuesto el artículo 34.3 de ese Decreto.
  5. Los acuerdos reeducativos se llevarán a cabo por periodos de 25 días lectivos. Este periodo comenzará a contabilizarse desde la fecha de la primera reunión presencial de las partes intervinientes en el acuerdo.

 

12. CAPITULO XII: NORMAS DE LAS ACTIVIDADES EXTRAESCOLARES Y DE COMPORTAMIENTO EN LAS AULAS ESPECIALES

ARTÍCULO 64:

ACTIVIDADES COMPLEMENTARIAS Y EXTRAESCOLARES

INTRODUCCIÓN:

Las actividades complementarias y extraescolares son las encargadas de abrir el centro hacia su entorno a la vez que permiten conocer otras realidades más lejanas para lograr una mayor formación integral del alumnado. Al mismo tiempo, intentan ampliar su cultura, su relación con  los demás, le permiten vivir en la realidad conocimientos teóricos e ir aprendiendo a hacer un buen uso del tiempo libre.

En estas actividades los alumnos nos brindan la ocasión de un conocimiento más real, se suelen mostrar tal cual son, momento que debemos que debemos aprovechar para ver la mejor manera que nos permita llegar a cada uno.

Las actividades extraescolares y complementarias, para que se cumpla su finalidad de lograr una formación plena a los alumnos, deben ser: prácticas, con miras al futuro y que respondan a ayudar al alumnado en las necesidades que la sociedad demanda.

Estas actividades permiten una mayor participación de los distintos sectores de la comunidad educativa, desarrollándose así, un intercambio de ideas, de responsabilidades, mayor relación, respeto y conocimiento de los distintos sectores, etc.

Estas actividades deben tener su lugar propio en la vida del centro y estar integradas en el conjunto de las actividades educativas que en el mismo se realizan.

Las actividades complementarias y extraescolares son como el sello de identidad de cada centro, ya que su elección y realización están enmarcadas, tan solo, por la necesidad de cada materia. Por lo que las distintas formas de realizarlas pueden llevar un mayor o menor enriquecimiento al alumnado y siempre debemos sacar el mayor rendimiento posible de cada una de ellas.

La realización de estas actividades siempre debe estar bien programada y muy claros y concretos sus fines, para que no sea una pérdida de tiempo, y que los alumnos, a la vez que se lo pasan bien, amplíen sus conocimientos.

PROPUESTAS Y PLANIFICACIÓN

Las actividades complementarias y extraescolares solo se realizarán si son sugeridas por alguien. Los únicos órganos capaces de hacer propuestas de este tipo son los Departamentos Didácticos, los Ciclos de Educación Primaria o los profesores de Educación Infantil ya que estas actividades tendrán un carácter pedagógico y complementarán las Programaciones Didácticas. Con el fin de atender, también, los intereses de otros sectores y propiciar una mejor organización se recabará información y se seguirán los mecanismos que se indican.

a)  La Junta de Delegados y la Asociación de Padres harán sus aportaciones en Junio (en la memoria de fin curso, Consejo Escolar, tutorías, profesor de área, etc.)

  • Las aportaciones del alumnado se harán:

-     A través de los delegados en las tutorías.

-     A través del encargado de actividades extraescolares de la Junta de Delegados.

  • Las aportaciones del sector de padres se harán a través de:

-     Los representantes del Consejo Escolar.

-     La Junta directiva del AMPA.

-     Aportaciones de los padres en las tutorías.

  • Se deja abierta la posibilidad de crear una comisión de Actividades Extraescolares integrada por un representante de cada Departamento; uno por ciclo, uno por el sector de padres, uno por el sector de alumnos y en Jefe del Departamento de Actividades Extraescolares (podrían formar parte de  esta comisión, como integrantes o invitados, representantes municipales, animadores socio- comunitarios, etc.), para recoger las propuestas, buscar coincidencias y coordinar las distintas actividades planteadas.

b)  Los Departamentos o Ciclos, en septiembre, elaboran su programa recogiendo las aportaciones del alumnado y padres y las que se puedan añadir en septiembre a través de las tutorías o responsables de las Actividades Extraescolares.

c)  En la primera reunión por ciclos se presentan las actividades de los departamentos para intentar una primera coordinación  haciendo propuestas de actividades de nivel o de ciclo.

d)  Revisión por parte de los Departamentos.

e)  Conclusiones y puesta en común en la CCP.

f)   Aprobación en el Consejo Escolar.

g)  A lo largo del curso se pueden realizar revisiones o modificaciones del planteamiento inicial. Lo realizará el Jefe del Departamento de Actividades Complementarias y Extraescolares a propuesta de la CCP, la Junta Directiva, la Comisión de actividades (si ha sido creada) o de algún Departamento o Ciclo sobre alguna actividad concreta.

Coordinación entre Departamentos y Ciclos:

Es importante, con el fin de sacar el mayor partido a cada actividad, que los Departamentos se coordinen para:

a)  Una puesta en común de las actividades de cada departamento.

b)  La posibilidad de realizar actividades en común.

c)  Elaborar materiales para la actividad.

d)  Estudiar la posibilidad  de compatibilizar visitas que sirvan para más de un Departamento.

Todo esto podría realizarse en la comisión  de actividades ( si existe), la reunión de un representante, voluntario, por Departamento después de la reunión de ciclos o en la CCP.

Planificación a nivel de Departamentos, ciclos, niveles y Centro.

a)  Septiembre:

-     Reunión de Departamentos.

-     Reunión de ciclos.

-     Comisión de Representantes de Departamentos.

-     Nueva reunión en Departamentos.

-     Comisión de Coordinación Pedagógica.

-     Consejo Escolar.

b)  Revisión a lo largo del curso.

c)  Las actividades deben figurar en la Programación Anual (PGA) y en las de cada área.

PARTICIPACIÓN, SELECCIÓN Y ORGANIZACIÓN DEL ALUMNADO

Participación del alumnado:

Los criterios para la participación del alumno en las actividades complementarias y extraescolares vienen determinados por el tipo de actividad, el número de alumnos mínimo para realizarla o el comportamiento del mismo. Se pueden dar los siguientes casos:

a)  Puede haber actividades que por su importancia y características se determine la obligatoriedad de la misma para un grupo- materia, grupo, curso, ciclo o totalidad de los alumnos del Centro. Para no asistir se necesita una causa perfectamente justificada.

b)  Para el resto de actividades se establecerá el porcentaje mínimo de asistencia que el encargado de la actividad (el Departamento, el Departamento de Actividades Extraescolares...) estime oportuno por considerarlo indicativo del interés del alumnado hacia dicha actividad.

c)  Se impedirá la participación a quienes incumplen las normas (según lo indicado en este Reglamento de Régimen Interior).

d)  Se tendrá en cuenta la existencia de problemas económicos o familiares para asistir a una determinada actividad, buscando siempre la solución posible para que todos los alumnos tengan las mismas posibilidades.

e)  Se deben favorecer, incluso obligar, los casos que se considere positiva la asistencia.

f)   En la mayor parte de las salidas será determinante el porcentaje mínimo para que sea posible.

Criterios de selección

a)  Actividades que pueden repetirse:

-     Que se realicen en cursos distintos.

-     Que no repitan alumnos si no hay plazas.

b)  Tener en cuenta el perfil de la actividad (optativas) sobre todo en el 2º ciclo.

c)  Especiales condiciones socio- familiares.

d)  Tener en cuenta el rendimiento escolar.

e)  Contemplar el comportamiento.

f)   Sorteo.

Criterios de selección cuando se excede  del número de alumnos necesarios para realizar una Actividad Extraescolar.

a)  Rechazar a los alumnos que tengan mayor número de amonestaciones.

b)  Rechazar a los alumnos que tengan mayor número de sanciones.

c)  Relacionar la participación con el comportamiento, actitud y asistencia a clase.

d)  Tener en cuenta la opinión de la persona que organiza la actividad.

e)  Tener en cuenta los alumnos con mejores notas

Se aplicaran estos criterios de forma secuencial hasta que se alcance el número de alumnos necesarios.

(Aprobado en el Claustro y en el Consejo Escolar de 28 de octubre de 2009)

Alternativas

Las actividades durante el horario lectivo conllevan una interrupción del mismo para algunos alumnos. A  los no participantes del mismo grupo o curso se les pueden plantear las siguientes alternativas:

a)  Actividades de refuerzo a cargo del profesor determinado o el trabajo que dejan organizado los profesores participantes, bajo la supervisión del profesor de guardia.

b)  Actividades alternativas, bajo la responsabilidad de los profesores correspondientes, con el grupo que se queda:

-     Proyecciones.

-     Actividades deportivas

-     Talleres.

c)  Salida alternativa cercana con los profesores que se quedan.

-     Material de trabajo.

d)  Agrupamientos flexibles, cuando se queda muy poca gente, realizando alguna de las actividades anteriores; para favorecer la organización.

e)  El profesorado programará tareas que deberá realizar el alumnado que no participe en las actividades. Cuando los alumnos /as que hacen la actividad se incorporen a la clase, se pondrán al día con las tareas en el tiempo que sea necesario, de forma que todos los alumnos alcancen, en la medida de lo posible, los mismos objetivos didácticos.

Asistencia de los alumnos durante el desarrollo de una actividad:

a)  Los que no participen tienen que asistir a clase siempre.

b)  Cuando la actividad no ocupe todo el horario lectivo los participante tienen la obligatoriedad de asistir a las clases en las que no se esté realizando dicha actividad.

Alumnado con necesidades educativas especiales.

a)  Deben participar más profesores en la actividad. Bajar la ratio alumno- acompañante.

b)  Se debe tener en cuenta el tipo de actividad.

c)  Es aconsejable programar actividades que contemplen la diversidad.

IMPLICACIÓN DEL PROFESORADO

a)  Actividades de Departamentos: se implica el profesorado que lo compone, si no se pide apoyo al Departamento de Actividades Extraescolares.

b)  Actividades de ciclos o niveles: se asumen por ese profesorado o se pide ayuda al Departamento de Actividades Extraescolares.

c)  Otras actividades: se hace cargo:

- En primer lugar, el profesorado implicado de ese curso, nivel o ciclo.

- En segundo lugar, profesorado voluntario que no sea de ese nivel.

- En tercer lugar, si es necesario, colabora algún padre, pero si no participa algún profesor se anula la actividad.

d)  Se considera adecuada la ratio profesor- alumno de  1- 20.

- Intentar que participen dos como mínimo

- Rebajar la ratio si existen alumnos con necesidades educativas especiales.

APORTACIÓN ECONÓMICA DEL CENTRO.

a)  En las actividades de Departamento, ciclo, niveles: aproximadamente entre el 15 o 20% de la actividad hasta  un máximo determinado por la Comisión Económica.

b)  Las actividades de fin de ciclo de 4º de la ESO será subvencionada con 600 €.

c)  Las actividades que no se encuentre en los supuestos anteriores solo serán subvencionadas si un estudio por parte de la Comisión de Actividades Específicas o, en su defecto, la Junta Directiva junto con los promotores de la actividad y el Jefe del Departamento de Actividades, así lo determinara.

d)  Es necesario participar en las convocatorias de las distintas Administraciones.

e)  Es posible negociar con los Ayuntamientos.

f)   Si fuera posible, la Asociación de padres y madres también puede aportar financiación.

g)  Actividades para obtener recursos:

- Que se intente en todo momento favorecer a todo el grupo.

- Que los alumnos planteen actividades para obtener recursos: salidas, fiestas, …

h)  Devolución de aportaciones si al final no asiste:

- Alumnos que no van a las actividades después de estar apuntados:

  • Circunstancias imprevisibles y justificadas: se devuelve el dinero.
  • Si no avisa con antelación y no van, dependiendo de la cantidad la mitad o todo no se devuelve.
  • Si no van y no han pagado, a la siguiente actividad no van.

- Excursiones fin de curso o etapa: pactar al principio unas normas de obligado cumplimiento (fechas de inscripción y pago).

i)Otros recursos: medios de comunicación (teléfono), patrocinadores, etc.

PARTICIPACÓN DE PADRES Y OTRAS INSTITUCIONES.

a)  Existe la posibilidad de contar con la colaboración de padres:

-  A través de AMPA.            

-  De los alumnos que realizan la actividad.

b)  En caso del alumnado con Necesidades Educativas Especiales es más necesaria la colaboración de los padres.

c)  También se acepta la posibilidad de que participen personas a través de asociaciones o instituciones.

d)  Las salidas en que participan los padres: intentar que el AMPA subvencione las dietas de esas personas.

QUIÉN CONTROLA LAS ACTIVIDADES.

a)  Los responsables, últimos, del desarrollo de todas las actividades son: Departamento de Actividades Extraescolares y Jefatura de Estudios.

b)  Cada actividad es responsabilidad de  quién la organiza: Departamento, ciclo, Centro, ….

c)  Cada actividad debe estar programada y evaluada, para ello se presentan los anexos con los documentos:

-     Documento modelo de memoria de la actividad

-     Documento modelo de evaluación de la actividad

CRITERIOS PARA ADMITIR O EXCLUIR  ACTIVIDADES

Las condiciones previas a elaborar el programa de actividades complementarias y extraescolares son:

a)  Establecer unas actividades por ciclos para fijar un mínimo posible para evitar repeticiones y cursos que no hagan ninguna.

b)  Establecer la importancia didáctica o educativa que tiene la actividad.

c)  Actividades de Centro:

-     Semana cultural, temática:

Talleres distintos.

Actividades diversas.

Visitas: por ciclos, niveles, centro.

-     Actividades de convivencia dirigidas a toda la comunidad educativa.

-     Intercambios con otros centros.

d)  Participación de personas externas al centro. (monitores de talleres, personalidades sociales o culturales, asociaciones,  etc.)

e)  En las actividades generales del centro es obligatorio la participación de todo el profesorado, realizando las tareas previstas.

f)   En las Jornadas Culturales establecer un número mínimo de talleres para cubrir las horas lectivas. En caso de no conseguir ese número mínimo pueden suspenderse.

g)  Implicación del AMPA.

COORDINACIÓN CON OTROS ORGANISMOS E INSTITUCIONES PARA EL PLANTEAMIENTO DE  ACTIVIDADES COMPLEMENTARIAS Y EXTRAESCOLARES.

Es importante que el Centro se integre en su entorno y que llegue a ser un referente socio- cultural de la comunidad a la que se debe. Un buen método es a través de estas actividades. Para ello debe coordinarse con todos los organismos, asociaciones e instituciones en la búsqueda de puntos de inflexión comunes que lleven actividades conjuntas. El marco cooperativo puede se económico, de usuarios, de planificación e incluso de desarrollo.

El Centro debe mantener sus puertas abiertas a la comunidad para que su uso sea efectivo y realista. Los únicos requisitos para ser usado serían:

-     que la actividad a desarrollar tenga carácter deportivo o cultural,

-     que se presente una planificación de la misma,

-     que sea realizada bajo la tutela de una institución , asociación o grupo de personas con capacidad para responsabilizarse del uso del material y del espacio.

Es competencia del Consejo Escolar (delegando en la Junta Directiva, si lo considera necesario) el determinar qué actividades pueden desarrollarse en el Centro.

Así mismo, el centro debe ofrecer un conjunto de actividades atractivas al entorno, y participar de todas aquellas, planificadas desde fuera, que puedan ofrecer  un interés didáctico.

 

ARTÍCULO 65:

REGLAMENTO PARA EL AULA TALLER DE TECNOLOGÍA

Introducción.

El objetivo de este conjunto de normas y recomendaciones es el de prevenir los accidentes durante la construcción de objetos en los talleres de tecnología, así como el de crear un ambiente adecuado de seguridad y confort.

Normas de Seguridad.

a)  Nunca se usará una máquina y/o herramienta si no se conocen su uso, funcionamiento y normas de seguridad.

b)  Se prestará la máxima atención al trabajo que se está realizando: un descuido puede traer graves consecuencias.

c)  Se emplearán las herramientas siempre en buen estado de conservación.

d)  Las piezas pequeñas son peligrosas cuando se cortan, ya que los dedos quedan muy cerca del corte de la herramienta; por ello será indispensable el uso de útiles especiales de seguridad.

e)  Es obligatorio permanecer en el lugar de trabajo asignado a cada alumno, siendo necesario el permiso del profesor para acudir a cualquier otro espacio del aula-taller.

f)   Se emplearán las máquinas con los dispositivos de seguridad suministrados. Así: las gafas protectoras cuando sea necesario, los guantes de protección, etc.

g)  Alrededor de una máquina solamente podrán estar dos alumnos como máximo.

h)  El trabajo con cualquier máquina lo realizará una sola persona. Sólo en casos especiales podrá participar otra persona como ayudante.

i)   Queda terminantemente prohibido poner en marcha cualquier máquina o accionamiento sin la autorización y presencia del profesor en ese momento.

j)   Los experimentos que funcionen con más de 50 voltios deberán ser verificados por el profesor previamente a su puesta en marcha.

k)  Operaciones tales como preparación y/o cambio de herramienta, eliminación de vibraciones o trabajos de mantenimiento sobre máquinas- herramienta, deberán realizarse siempre con el enchufe de red desconectado.

l)   La ropa adecuada será la que no tenga partes sueltas o colgantes. Asimismo se tendrá especial cuidado con el cabello largo en aquellas máquinas que posean movimientos giratorios.

Normas de utilización.

Para controlar los paneles de herramientas y el estado de las mesas se usará el siguiente sistema de control:

a)  Se elaboraron sendos cuadernos en los que poder apuntar al terminar cada sesión con los alumnos si se había producido deterioro en las mesas de taller o pérdida de alguna herramienta.

b)  Cada una de las mesas y paneles del taller está numerada del uno al seis, lo cual se refleja en los cuadernos de control antes mencionados.

c)  Dichos cuadernos son para apuntar la mesa o panel de herramientas en los que se observa la anomalía, así como en qué consiste ésta.

d)  Al comienzo del curso, dentro de cada grupo, los alumnos se dividieron en equipos de 3, 4 ó 5 personas y se procedió a nombrar un encargado de materiales, ... y herramientas dentro de cada uno.

e)  Al principio y al final de cada sesión de clase estos encargados debían comunicar todas aquellas anomalías que observasen en la mesa y panel que les correspondiese.

f)   Si faltase herramienta sin causa justificada o se observase deterioro en una mesa, panel o sus herramientas, por mal uso, el equipo a cuyo cargo estuviese la vigilancia de dicho material tenía que reponer el mismo o bien su importe.

ARTÍCULO 66:

NORMAS DE USO DEL AULA DE INFORMÁTICA

a)  Los alumnos utilizarán estas aulas acompañados en todo momento de un profesor.

b)  Los alumnos son responsables del material que se les asigna a principios de curso. En caso de deterioro intencionado del material, éste será repuesto o abonado por los responsables.

c)  Los alumnos son responsables de todo el material de uso común. Si algo falta o se estropea intencionadamente será repuesto o abonado por todo el grupo.

d)  Cada alumno ocupará el lugar que se le asigne al comienzo del curso.

e)  Queda totalmente prohibido manipular la configuración del sistema. Quien incumpla esta norma recibirá una amonestación además de verse obligado a restablecer la configuración original.

f)   No se permite traer material informático. El único material a utilizar será el suministrado por los profesores, cualquier otro material será requisado y entregado en Jefatura de Estudios.

g)  Ningún alumno puede manipular los interruptores del aula que suministran energía a los ordenadores.

ARTÍCULO 67:

REGLAMENTO DEL MATERIAL Y AULA DE EDUCACIÓN FÍSICA

Aulas especiales e instalaciones:

a)  Las instalaciones específicas para el desarrollo de la Educación Física solamente podrán ser utilizadas, en principio, por el Departamento de Educación Física.

b)  Si por cualquier otra causa o motivo fuera necesario el uso de dichas instalaciones para otras necesidades educativas y departamentales del centro, será con permiso específico del Director del Centro y su exclusiva responsabilidad, informando al Departamento de Educación Física a los efectos correspondientes.

Material deportivo:

a)  El material deportivo será de uso exclusivo del Departamento de Educación Física.

b)  Si se diera la situación de que falta un profesor de Educación Física, en un momento dado, podrá ser utilizado exclusivamente el patio para las actividades físicas, siempre que no haya otro profesor, en ese momento, utilizando el mismo. (el profesor será siempre responsable del material entregado a los alumnos).

c)  Los balones para uso de la Educación Física, estarán ubicados en un zona específica, destinada a ese fin exclusivo.

NORMAS DE USO DE LA BIBLIOTECA

a)   Los alumnos estarán siempre en la biblioteca acompañados por un profesor.

b)   No se utilizará la biblioteca como aula de castigo.

c)   No se permite comer en la biblioteca.

d)   Después del uso de la biblioteca, las sillas y mesas quedarán colocadas tal y como las encontramos al llegar.

e)   Para usar la biblioteca, el profesor reservará hora y día en el horario de la biblioteca.

f)    Los libros quedarán colocados en su sitio correspondiente, siguiendo la clasificación decimal universal (CDU); en caso de no saber devolver el libro a su sitio, se dejará en la mesa del ordenador.

13. CAPÍTULO XIII. LAS ASOCIACIONES DE MADRES Y PADRES DE ALUMNOS/AS

ARTÍCULO 68:

  1. En los Centros de Educación Obligatoria podrán existir las asociaciones de madres y padres de alumnos/as reguladas en el Real Decreto 1.533/1.986 de 11 de julio.
  2. Las asociaciones de madres y padres de alumnos/as podrán, según lo estipulado en el reglamento orgánico de los CEOS, elaborar propuestas de modificación del Reglamento de Régimen Interior.
  3. Las Asociaciones de Padres podrán utilizar los locales del centro para desarrollar las actividades que la Ley les asigne como propias. Para ello será necesaria la previa autorización a través del Director del mismo.
  4. Durante el mes de septiembre y hasta mediados de octubre, la A.M.P.A. comunicará los horarios en que se desean utilizar las dependencias del colegio para el desarrollo de las actividades, que serán siempre en horario no lectivo.
  5. Una vez informado el Consejo Escolar y aprobada la realización de las actividades propuestas, en las mismas podrán participar todos los alumnos del centro. Éstas no tendrán carácter lucrativo y no causarán ningún tipo de discriminación sobre los alumnos, así como tampoco deberán resultar indispensables para alcanzar los objetivos propuestos en los distintos Proyectos Curriculares.
  6. Para las asambleas o reuniones de carácter general de la A.M.P.A., solicitarán al Director del centro, con cuarenta y ocho horas de antelación, como mínimo, la utilización de un local.
  7. El Director del centro asignará un local a la A.M.P.A. para sus actividades de carácter interno, siempre que los medios materiales lo permitan y siempre que sea solicitando por dicha asociación.

14. CAPÍTULO XIV.CRITERIOS DE PROMOCIÓN Y TITULACIÓN.

Los criterios de promoción se aplicarán de forma particularizada a cada alumno, a partir de una decisión colegiada, que implica a los profesores del grupo y el tutor correspondiente. Cada decisión debe acompañarse de un estudio meticuloso que permita una plena visión de la situación y de la oportunidad y pertinencia de las medidas. Por tanto, los criterios de promoción de cada área se deben considerar de una forma flexible y no serán el único referente de cada decisión, sino que deben ceñirse a los siguientes enunciados generales:

     - El modelo de evaluación se aplicará de una forma criterial, es decir, estimando la evolución del alumno desde su punto de partida, con especial atención a los casos concretos en los que se plantea la promoción del alumno a otro curso o ciclo.

     - La evaluación integradora cobra especial importancia a la hora de considerar los casos en los que los alumnos no evolucionen de forma positiva en todas las áreas. Se estimará en tales casos el progreso que se ha producido en conjunto, como índice para apreciar tanto la promoción como las posibilidades futuras de progreso.

     - En aquellos casos en los que la promoción entre dos tramos educativos no sea aconsejable y se decida la permanencia, se arbitrarán las medidas oportunas que permitan la creación de adaptaciones específicas y de refuerzo, tal y como se prevé en el apartado de atención a la diversidad.

     - Un papel destacado tendrán la evaluación de las dificultades de aprendizaje y las condiciones personales que afectan a cada alumno o alumna, por lo cual el estudio de cada caso se vinculará a estos aspectos. Las decisiones establecidas con respecto a la promoción deben incluir por tal razón información precisa con respecto a la evaluación inicial del alumno, sus peculiaridades y el estilo de aprendizaje de aquél.

     - Es preciso que las decisiones se enmarquen en el apartado de orientación y tutoría, no sólo en lo que se refiere al futuro académico y profesional del alumnado al término de la etapa, sino con mayor especificidad en lo relativo a su asesoramiento a lo largo del proceso educativo, posibilitando que cada alumno tenga una percepción exacta de su situación y posibilidades.

Decisiones relativas a la promoción de los alumnos de secundaria en 2º de la ESO (LOE)

La promoción del alumno, de Segundo a Tercero de  la ESO se realizará previa propuesta del tutor, que se basará en la madurez del alumno y sus posibilidades de progresión en los estudios posteriores, teniendo en cuenta las capacidades contenidas en los criterios de evaluación de cada una de las áreas; además, tendrá, en su caso, un informe favorable del Departamento de Orientación y/o Equipo Psicopedagógico y, finalmente, lo debatirá la junta de Evaluación. la decisión será consensuada, y se ajustará al siguiente marco:

1.- Promocionarán, de Segundo a Tercero los alumnos evaluados positivamente en todas las áreas, así como los que tengan evaluación negativa en una o dos áreas. En este caso se adoptarán medidas complementarias de apoyo, o las adaptaciones curriculares oportunas que el alumno habrá de recibir al curso siguiente.

2.- Igualmente podrán promocionar de Segundo a Tercero, los alumnos con tres áreas calificadas negativamente, siempre y cuando no se haya producido el abandono deuna de ellas, si así lo decidiera la Junta de Evaluación, tras oír al Tutor - que aportará toda la información de interés procedente del alumno y de sus padres, y, en su caso, del departamento de orientación y/o Equipo Psicopedagógico, aprobándose la promoción por mayoría, a partir de las siguientes consideraciones:

a)     Edad del alumno, historial académico, expectativas y la limitación de posibilidades de repetición a dos cursos, a lo largo de la etapa.

b)     La Junta de Evaluación determina que el alumno puede superar los objetivos del curso siguiente, aún con las adaptaciones curriculares pertinentes.

c)     Presentarse a los exámenes de septiembre.

En este casos se tomará el acuerdo por consenso del equipo evaluador, previa propuesta razonada del tutor y con informe favorable del Departamento de Orientación, y, si fuese necesario llegar a una votación, se hará por mayoría de al menos dos tercios del total de los profesores que dan clase a ese alumno.

Decisiones relativas a la promoción de los alumnos de secundaria en 1º y 3º ESO LOMCE

  1. Las decisiones de promoción de primero a segundo y de tercero a cuarto serán adoptadas de forma colegiada por el conjunto de profesores del alumno/a respectivo atendiendo al logro de los objetivos de la etapa y al grado de adquisición de las competencias correspondientes.

 La repetición se considerará de carácter excepcional  y se tomará tras haber agotado las medidas de refuerzo y apoyo para solventar las dificultades del alumno

  1. Los alumnos/as promocionarán de curso cuando hayan superado todas las materias cursadas o tengan evaluación negativa en dos materias como máximo, y repetirán curso cuando tengan evaluación negativa en tres o más materias, o en Lengua castellana y Matemáticas simultáneamente.

Excepcionalmente, podrá autorizarse la promoción con evaluación negativa en tres materias si se dan las siguientes condiciones

a)   Que dos de las materias con evaluación negativa no sean simultáneamente Lengua castellana y Matemáticas.

b)   Que el equipo docente considere que las materias con evaluación negativa no impida al alumno/a seguir con éxito el curso siguiente, que tiene expectativas favorables de recuperación y que la promoción beneficiará su evolución académica. Y que se aplique las medidas de atención educativa propuestas en el consejo orientador.

También se podrá autorizar de forma excepcional la promoción de un alumno/a con dos materias que sean Lengua castellana y Matemáticas de forma simultánea cuando el equipo docente considere que el/la alumno/a  puede seguir con éxito el curso siguiente, que tiene expectativas favorables de recuperación y que la promoción beneficiará su evolución académica, aplicando las medidas de atención educativa propuestas en el consejo orientador.

A los efectos de este apartado, sólo se computarán las materias que como mínimo el/la alumno/a debe cursar en cada uno de los bloques. Las materias con la misma denominación en diferentes cursos de la ESO se considerarán como materias distintas.

  1. Quienes promocionen sin haber superado todas las materias deberán matricularse de las materias no superadas, seguirán los programas de refuerzo que establezca el equipo docente y deberán superar las evaluaciones correspondientes a dichos programas de refuerzo.
  2. Los/las alumnos/as que no promocionen deberán permanecer un año más en el mismo curso. Esta medida podrá aplicarse en el mismo curso una sola vez y dos veces como máximo dentro de la etapa. Cuando esta repetición se de en tercero o cuarto, tendrán que permanecer en régimen ordinario hasta los diecinueve años de edad, cumplidos en el año que finalice el curso. Excepcionalmente, podrá repetir una segunda vez en cuarto curso, si no ha repetido en los cursos anteriores de la etapa.

MEDIDAS DE APOYO Y  NORMAS PARA LAS ADAPTACIONES CURRICULARES DE LOS ALUMNOS QUE LAS NECESITEN

  1. Los profesores correspondientes recogerán  en el informe las causas de la calificación negativa y propondrán las medidas complementarias que, a su juicio, se deben llevar a cabo el próximo curso.
  2. Si el alumno cursa el área en el siguiente nivel, el responsable de la evaluación es el profesor de la misma. En los otros casos es responsabilidad del departamento correspondiente, organizar actividades encaminadas a la recuperación de esas materias. Los alumnos deben ser convocados a principio de curso y  realizar con ellos un seguimiento, al menos, trimestral coincidiendo con la sesión de evaluación.
  3. En el caso de materias con evaluación negativa que el alumno deje voluntariamente de cursar, se le orientará para que elija optativas del área correspondiente, que oferte el centro.

Decisiones relativas a la titulación para 4º de la ESO:

Se considera que pueden conseguir el título de GRADUADO EN EDUCACIÓN SECUNDARIA OBLIGATORIA los que cumplan los siguientes requisitos:

  1. Haber sido evaluados positivamente en todas las áreas.
  2. Aquellos alumnos que, pese a haber sido evaluados negativamente en un máximo de dos áreas, siempre y cuando no se haya producido el abandono de una de ellas, y no sean ambas instrumentales, hayan alcanzado, en términos globales, los objetivos generales de la etapa y posean madurez y capacidad suficiente para proseguir estudios de Bachillerato o Formación profesional Específica.
  3. Igualmente podrán los alumnos con tres áreas calificadas negativamente, siempre y cuando no se haya producido el abandono de una de ellas, y dos de ellas no sean instrumentales, si así lo decidiera la Junta de Evaluación, tras oír al Tutor - que aportará toda la información de interés procedente del alumno y de sus padres, y, en su caso, del departamento de orientación y/o Equipo Psicopedagógico, aprobándose la promoción por mayoría, a partir de las siguientes consideraciones:

a)   Edad del alumno, historial académico, expectativas y posibilidades de continuar en otros estudios.

b)   Presentarse a los exámenes de septiembre.

En estos casos se tomará el acuerdo por consenso del equipo evaluador, previa propuesta razonada del tutor y con informe favorable del Departamento de Orientación, y, si fuese necesario llegar a una votación, se hará por mayoría de al menos dos tercios del total de los profesores que dan clase a ese alumno.

Abandono de una asignatura:

Definición de abandono:

-  Faltar injustificadamente de forma habitual según lo reflejado en el R.R.I.

-  Exámenes y pruebas objetivas en blanco.

-  No entregar trabajos y actividades.

-  Actitud pasiva.

-  Aquellos criterios que la Junta de Profesores estime oportunos.

Criterios de actuación:

-     El profesor implicado informa y se convoca a la Junta de Profesores.

-     Se estudia la posibilidad de aplicación al alumno de los criterios generales de actuación.

-     La Junta de Profesores debe informar de cómo se evalúa a ese alumno.

Responsables del proceso:

-     Información del profesor al tutor y de éste a los padres o representantes legales.

-     El tutor aglutina información sobre el abandono.

-     El director convoca a la Junta de Profesores.

-     En la C.C.P. se trata y se da el visto bueno al tema.

-     Se aplican los criterios de evaluación acordados por la Junta de profesores

 

2.5.2.       Procedimientos de actuación en el centro ante situaciones de conflicto y el sistema de registro de las actuaciones llevadas a cabo[2].

 

Medidas para prevenir y detectar conflictos:

  • Presentación del Plan de convivencia a toda la Comunidad Educativa.
  • Debate y trabajos en equipo con los alumnos sobre el Plan de Convivencia.
  • Establecer cauces para facilitar la comunicación e integración de los alumnos/as en el grupo-clase.
  • Trabajar en las tutorías cualquier aspecto que afecte a las buenas relaciones y convivencia del grupo.
  • Evaluar en tutoría la marcha de la convivencia en el aula al final del trimestre.
  • Fomentar valores de respeto, tolerancia, igualdad, justicia, solidaridad y resolución de conflictos de forma no violenta.
  • Fomentar el autocontrol, la relación y la asertividad mediante la educación de habilidades sociales e inteligencia emocional.
  • Sensibilizar contra el maltrato entre iguales (bulling)
  • Trabajar en tutoría la igualdad de género y la prevención de la violencia sexista y racista.
  •  Tutorías con padres.

Alumnos que presentan alteraciones de comportamiento.

Para ser desarrollados por el centro, se incluyen en este Plan de Convivencia los criterios de actuación para los siguientes casos:

a)  Alumnos que presenten alteraciones del comportamiento.

b)  Situaciones de posible intimidación y acoso entre alumnos.

En ambos casos se tendrá en cuenta:

-  El conocimiento de la situación.

-  La valoración de los hechos.

-  La comunicación a las familias.

-  Ejecución.

 

Procedimiento general de actuación con los alumnos/as que presenten alteraciones de comportamiento. 

 

PROCEDIMIENTO GENERAL DE ACTUACIÓN CON ALUMNOS QUE PRESENTEN ALTERACIONES DEL COMPORTAMIENTO

PROCEDIMIENTOS

ACTUACIONES

1. Actuaciones iniciales.

  1. Comunicación de la situación.

-  El alumno la comunicará al profesor que corresponda y éste al profesor-tutor del alumno.

-  La madre o el padre la comunicarán al profesor que corresponda y éste al profesor-tutor del alumno.

-  Otros miembros de la comunidad educativa lo comunicarán, habitualmente, al profesor-tutor del alumno.

-  El profesorado lo pondrá en conocimiento del Equipo Directivo (Jefe de Estudios) y éste, si lo cree conveniente, a la Orientadora.

  1. Información previa. El Equipo Directivo (Jefe de Estudios), asesorado por la Orientadora, con la participación del profesor-tutor y, en su caso, de otras personas, llevarán a cabo la recopilación de información que permita aclarar:

-  Si la alteración es generalizada; es decir, se produce en diferentes situaciones espacio-temporales y con personas distintas.

-  Si la alteración continúa ocurriendo después de intentos de resolver la situación y ayudar al alumno.

-  Si la alteración se refiere a un hecho aislado y puntual pero muy grave, por su intensidad y características.

  1. Pronóstico inicial. El Jefe de Estudios, con la colaboración del tutor del alumno y de la Orientadora, en relación con la información previa recogida en el apartado anterior (características de generalización, continuidad y gravedad), elaborará un pronóstico inicial del tipo de alteración presentada por el alumno, determinando:

-  Si se trata de una alteración producida, fundamentalmente, por disfunciones del proceso “enseñanza-aprendizaje”, por factores de tipo familiar, socio-ambiental o de “marginalidad”, entre otros.

-  Si por sus características, además de los aspectos anteriores, se trata de una alteración que podría encajar en alguna de las patologías psiquiátricas.

  1. Toma de decisiones inmediatas. A partir de lo anterior, el Equipo Directivo (Jefe de Estudios), con la participación del profesor-tutor y de la Orientadora,  valorarán y tomarán decisiones sobre:

-  La adopción de medidas inmediatas, en tiempos y/o espacios, que eviten la repetición de situaciones similares a la ocurrida.

-  La aplicación de alguna de las medidas establecidas en el Reglamento de Régimen Interior del centro, regulando la respuesta en situaciones que requieren medidas correctivas o sancionadoras.

-  La comunicación inmediata de la situación a la familia del alumno, o la conveniencia de esperar hasta el inicio de Actuaciones Posteriores (Procedimiento 2).

-  La comunicación a otros organismos y servicios (sanitarios o sociales, o a ambos) dadas las características de la alteración.

-  La comunicación a la Comisión de Convivencia de la situación.

-  La comunicación a la Inspección de Educación.

-  El inicio del Procedimiento 2 (Actuaciones Posteriores) si procede.

-  Todas las actuaciones realizadas hasta el momento quedarán recogidas en un informe elaborado por el Jefe de Estudios que estará depositado en la dirección del centro.

 

2. Actuaciones posteriores.

  1. Evaluación del comportamiento problemático. El proceso será coordinado por el Jefe de Estudios, con la participación de la Orientadora y del profesor-tutor del alumno.

-  En este proceso se evaluarán aspectos en relación con el alumno (individualmente), el centro docente (alumnos, profesores y otras personas relacionadas con la situación) y la familia del alumno.

-  El principal objetivo es determinar, con la mayor precisión posible, cuál o cuáles son los comportamientos problemáticos, así como las circunstancias en que aparecen, llevando a cabo un análisis funcional que determine cuáles son los acontecimientos que le preceden (antecedentes) y los que le siguen (consecuentes).

-  En relación con el pronóstico inicial y la toma de decisiones inmediatas será necesario:

a)  Revisar aspectos como la organización de la clase y el centro, el desarrollo del currículo, la actuación del profesor (nivel de estrés y modelado) y el agrupamiento y motivación de los alumnos, especialmente si se trata de una alteración del comportamiento relacionada con disfunciones del proceso “enseñanza – aprendizaje”, manifestándose en conductas disruptivas de mayor o menor gravedad y continuidad.

b)  Recabar información de otros organismos y servicios (sanitarios y/o sociales), especialmente en casos en los que se trate de una alteración que podría encajar en alguna de las patologías psiquiátricas o se deba, fundamentalmente, a factores de carácter socio-ambiental.

-  El resultado de la evaluación se recogerá en un documento que quedará depositado en la dirección del centro.

  1. Plan de actuación. La coordinación de actuaciones la llevará el Jefe de Estudios, con el asesoramiento y apoyo de la Orientadora y del tutor del alumno.

-  El documento será redactado por la persona designada por el Jefe de Estudios, con el apoyo del tutor del alumno y presentado al resto de profesores que intervengan en él.

-  Este documento recogerá la actuación a llevar a cabo con el alumno individualmente, con el centro docente (profesores y alumnado) y con la familia del alumno.

-  El plan de actuación deberá incluir los siguientes bloques de trabajo:

a)  En relación con la actuación individual con el alumno:

  • Objetivos y criterios de logro, selección y aplicación de técnicas y concreción de los aspectos que rodean a su comportamiento.
  • Forma de facilitar la información al alumno con la mayor estructuración posible, así como tiempo que está previsto dedicar, diariamente, para llevar a cabo el plan de actuación previsto.

b)  En relación con el centro (profesores y alumnos):

  • Medidas adoptadas en relación con el comportamiento desajustado de factores como: La organización y dinámica de la clase y/o del centro, la interacción profesor-alumnos (niveles de estrés y modelado), la ubicación espacial en el aula, la aceptación o rechazo del alumno por parte de sus compañeros, el desarrollo del currículo, así como las disposiciones de recursos.
  • Medidas de apoyo escolar con el alumno en caso de ser necesario (inclusión en programas existentes en el centro).
  • Diseño de estrategias de coordinación entre el profesorado y abordaje global de las alteraciones del comportamiento, con el objetivo de que se entiendan como un problema de todo el centro y no de un solo profesor o de un grupo de profesores.

c)  En relación con el ámbito familiar:

  • Planteamiento de programas de mediación familiar.
  • Con vistas a aumentar la eficacia de la actuación, se debe establecer una estrecha coordinación familia-centro, proporcionando orientaciones de actuación y fijando un calendario de reuniones con los padres.

d)                           d) En relación con otros ámbitos:

  • · Establecimiento de mecanismos de coordinación con otros organismos y servicios (sanitarios o sociales, o a ambos).

-  El Plan de Actuación incluirá el seguimiento (temporalización e implicados) así como la evaluación de los resultados obtenidos, analizando la necesidad de cambio de estrategia, de finalizar las actuaciones o, en su caso, la oportunidad de derivar del caso a los servicios de apoyo especializados que pudiera ser necesario.

  1. Derivación a servicios especializados. El Director del centro, una vez informado el tutor del alumno y habiendo autorizado la familia, efectuará la demanda de intervención especializada.

 

 

Situaciones de intimidación y acoso:

 

PROCEDIMIENTO ESPECÍFICO DE ACTUACIÓN EN SITUACIONES DE POSIBLE INTIMIDACIÓN Y ACOSO ENTRE ALUMNOS (MATONISMO)

PROCEDIMIENTOS

ACTUACIONES

1. Actuaciones inmediatas de carácter urgente.

  1. Conocimiento de la situación. Comunicación inicial.

-  Cualquier miembro de la comunidad educativa que tenga conocimiento expreso de una situación de intimidación o acoso sobre algún alumno o alguna alumna o considere la existencia de indicios razonables, lo pondrá inmediatamente en conocimiento de un profesor o del tutor del alumno o del Equipo Directivo, según el caso y miembro de la comunidad educativa que tenga conocimiento de la situación.

-  Este nivel de actuación corresponde, por tanto, a todos y cada uno de los miembros de la comunidad educativa.

  1. Puesta en conocimiento del Equipo Directivo.

-  El receptor de la información, de acuerdo con su nivel de responsabilidad y funciones sobre el alumno, trasladará esta información al Equipo Directivo, en caso de que no lo haya hecho según el apartado anterior.

-  El Equipo Directivo, con el asesoramiento de la Orientadora y del tutor del alumno,  completará la información utilizando los medios y actuaciones adecuadas –indicadores de intimidación y acoso entre el alumnado -, todo ello de forma estrictamente confidencial.

-  La urgencia de esta actuación no excluye la posibilidad, que será preciso valorar adecuadamente, de adoptar medidas de carácter disuasorio, en espacios y tiempos, en relación con la situación planteada.

  1. Valoración inicial. Primeras medidas.

- El Equipo Directivo, con el asesoramiento de la Orientadora y del tutor del alumno, efectuará una primera valoración, con carácter urgente, acerca de la existencia o no de un caso de intimidación y acoso hacia un alumno, así como el inicio de las actuaciones que correspondan según la valoración realizada.

-  En todo caso, se confirme o no, la situación será comunicada a la familia del alumno.

-  Todas las actuaciones realizadas hasta el momento quedarán recogidas en un informe escrito que quedará depositado en la Jefatura de Estudios.

 

 

 

 

 

 

 

 

2. Actuaciones posteriores en caso de que se confirme la existencia de comportamientos de intimidación y acoso entre alumnos. Coordinadas por en Equipo Directivo, la Orientadora y el tutor del alumno. Las diferentes actuaciones pueden adoptar un carácter simultáneo.

  1. Adopción de medidas de carácter urgente. Previa valoración y dirigidas a evitar la continuidad de la situación, entre ellas:

-  Medidas inmediatas de apoyo directo al alumno afectado (víctima del acoso/intimidación).

-  Revisión urgente de la utilización de espacios y tiempos del centro (mecanismos de control).

-  Aplicación del Reglamento de Régimen Interior, si se estima conveniente, teniendo en cuenta la posible repercusión sobre lavíctima.

-  Según el caso, puesta en conocimiento y denuncia de la situación en las instancias correspondientes.

2. Puesta en conocimiento. Comunicación a:

-  Las familias de los alumnos implicados (víctima y agresores).

-  La Comisión de Convivencia del centro.

-  Equipo de profesores del alumno y otros profesores relacionados.

-  Otro personal del centro, si se estima conveniente (por ejemplo, Conserjes).

-  El Inspector del centro.

-  Otras instancias externas al centro (sociales, sanitarias y judiciales), según valoración inicial.

3. Apertura de expediente. Participan Equipo Directivo, la Orientadora, profesorado implicado y tutor, organizando su participación y presencia en las diferentes reuniones. La documentación quedará depositada en la Jefatura de Estudios.

Estrategias e instrumentos facilitadores de un pronóstico inicial (de forma simultánea a las actuaciones del apartado anterior).

a)                                        Recogida de información de distintas fuentes:

-  Documentación existente sobre los afectados.

-  Observación sistemática de los indicadores señalados: espacios comunes del centro, en clase, en actividades complementarias y extraescolares.

-  Entrevistas y cuestionarios con: alumnos afectados (víctima y agresores, incluye posibilidad de aplicación de pruebas sociométricas u otras), familias de víctima y agresores, profesorado relacionado con el caso y con otros alumnos y personas, si se estima conveniente, por ser observadores directos o porque su relevancia en el centro permita la posibilidad de llevar a cabo actuaciones de apoyo a la víctima y de mediación en el caso.

-  Medios para efectuar denuncias y reclamaciones: teléfono, e-mail de ayuda, web del centro, Comisión de Convivencia u otras creadas al efecto.

a)  Coordinación con instituciones y organismos externos (sanitarios, sociales, judiciales), si procede, que puedan aportar información sobre el caso.

b)  Emisión de pronóstico inicial y líneas básicas de actuación (evaluación de necesidades y recursos).

-  Reunión del equipo de profesores del grupo del alumno y de otros profesores afectados, con la participación del Jefe de Estudios, para analizar la información obtenida, la posibilidad de recabar otra nueva y aportar ideas sobre las líneas básicas de actuación.

-  Establecimiento de un pronóstico inicial y de las líneas básicas de actuación que determinarán el diseño del plan de actuación.

-  Evaluación de necesidades y recursos: de los alumnos, de espacios y tiempos de riesgos, de posibles medidas y su adecuación a la situación, de recursos humanos y materiales disponibles y del reparto de responsabilidades.

4. Plan de actuación. El Jefe de Estudios coordina la confección del documento.

A)                                                                      Con los afectados directamente.

a)           Actuaciones con los alumnos:

a.1) Con la víctima:

-          Actuaciones de apoyo y protección expresa o indirecta.

-          Programas y estrategias específicas de atención y apoyo social.

-          Posible derivación a servicios externos (sociales o sanitarios, o a ambos).

a.2) Con el agresor o los agresores:

-  Actuaciones en relación con la aplicación del Reglamento de Régimen Interior (Equipo Directivo).

-  Programas y estrategias específicas de modificación de conducta y ayuda personal.

-  Posible derivación a servicios externos (sociales o sanitarios, o a ambos).

a.3) Con los compañeros más directos de los afectados:

-          Actuaciones dirigidas a la sensibilización y el apoyo entre compañeros.

b)          Actuaciones con las familias:

-   Orientación sobre indicadores de detección e intervención. Pautas de actuación.

-   Información sobre posibles apoyos externos y otras actuaciones de carácter externo.

-   Seguimiento del caso y coordinación de actuaciones entre familia y centro.

a.4) Actuaciones con los profesores:

-   Orientación sobre indicadores de detección e intervención y pautas de actuación terapéutica.

B) Con la comunidad educativa.

a)             Actuaciones en el centro:

a.1) Con los alumnos. Dirigidas a:

-  La sensibilización y prevención.

-  La detección de posibles situaciones y el apoyo a las víctimas y la no tolerancia con el acoso y la intimidación.

a.2) Con los profesores. Dirigidas a:

-  La sensibilización, prevención y detección de posibles situaciones.

-  La formación en el apoyo a las víctimas y la no tolerancia con el acoso y la intimidación y la atención a sus familias.

a.3) Con las familias. Dirigidas a:

-  La sensibilización, prevención y detección de posibles situaciones.

-  La formación en el apoyo a las víctimas y la no tolerancia con el acoso y la intimidación.C) Con otras entidades y organismos.

-  Establecimiento de mecanismos de colaboración y actuación conjunta con otras entidades y organismos que intervengan en este campo, en los casos en que se estime necesario.

  1. Desarrollo y coordinación del plan de actuación. El desarrollo del plan de actuación será coordinado por el Equipo Directivo, que proveerá los medios y recursos personales necesarios, con el asesoramiento y apoyo de la Orientadora y del tutor del alumno.
  2. Seguimiento del plan de actuación.

-  Se mantendrán las reuniones individuales que se estimen necesarias con los alumnos afectados, así como con sus familias, valorando las medidas adoptadas y la modificación, en su caso.

-  Se considerará la posibilidad de aplicar cuestionarios de recogida de información.

-  La Comisión de Convivencia será informada, pudiendo ser requerida su intervención directa en las diferentes actuaciones.

-  El inspector del centro será informado, en todo momento, por el director, quedando constancia escrita de todas las actuaciones desarrolladas.

-  La transmisión de información acerca de las actuaciones desarrolladas, en caso de traslado de algún o alguno de los alumnos afectados, estará sujeta a las normas de obligatoria confidencialidad y de apoyo a la normalización de la escolaridad de los alumnos.

3. Actuaciones posteriores en caso de que se confirme la existencia de comportamientos de intimidación y acoso entre alumnos. Coordinadas por el Equipo Directivo, con el apoyo de la Orientadora y del tutor del alumno. Las diferentes actuaciones pueden adoptar un carácter simultáneo.

  1. Comunicación a:

-  La familia del alumno afectado.

-  Equipo de profesores del alumno y otros profesores afectados, si se estima conveniente.

-  Otras instancias externas al centro (sociales, sanitarias y judiciales, si se ha informado con anterioridad de la existencia de indicios).

-  La comunicación a la familia y a los profesores la llevará a cabo el tutor con el apoyo del Jefe de Estudios, si se estima conveniente.

-  La comunicación debe aportar orientaciones referidas al maltrato entre iguales, tanto a la familia como a los profesores y, en el caso de la familia, información de posibles apoyos externos – servicios sociales y/o sanitarios -; de todo ello quedará constancia por escrito.

  1. Actuaciones con la comunidad educativa. Están desarrolladas en el punto 4 B) del apartado anterior.

 

 

7.3.8.- RESPONSABILIDAD DE LOS MIEMBROS DE LA COMUNIDAD  EDUCATIVA

7.3.8.1.- Compromiso de convivencia.

El centro propone un compromiso de convivencia con las familias de los alumno conflictivos para mejorar la convivencia. La petición de este compromiso puede partir del tutor o del equipo educativo. El perfil del alumno/a al que va dirigida esta actuación  es el siguiente:

-Alumnado que no acepta las normas de grupo y del centro.

-Alumnado con bajo grado de disciplina.

-Alumnos con numerosas faltas de asistencia, que dificultan su integración.

-Alumnado con problemas de atención y aprendizaje que deriven en problemas de   conducta.

-Alumnado con dificultades en su integración escolar.

El tutor/profesor dará traslado a la dirección la propuesta de compromiso. Quedará constancia por escrito, según el modelo adjunto (ANEXO I) que firmarán el profesor y su familia, en dicho compromiso deberá aparecer:

-Las medidas concretas que s acuerdan

-Las obligaciones a las que se comprometen cada una de las partes

-La posibilidad de modificación de compromiso en caso de incumplimiento

No obstante después de hablar del compromiso de convivencia de toda la comunidad educativa, nos parece propio recordar a: alumnos, padres y profesores los  derechos y deberes de cada uno de estos sectores, para no olvidar que todo estos ítems deben formar parte de una sociedad democrática en la que todos debemos convivir.

 

2.5.3.   Desarrollo de la mediación y los procesos de acuerdo reeducativo para la resolución de conflictos, de acuerdo con lo establecido en el capítulo IV del título III del decreto 51/2007.

 

Mediación escolar y acuerdos reeducativos

Disposiciones Comunes

Dentro de las medidas dirigidas a solucionar los conflictos provocados por las conductas de los alumnos perturbadoras de la convivencia en el centro, podrán llevarse a cabo actuaciones de mediación y procesos de acuerdo reeducativo de conformidad con lo dispuesto en este apartado. Para la puesta en práctica de dichas medidas se tendrán en cuenta los siguientes aspectos:

1.  Cuando se lleven a cabo en conflictos motivados por conductas perturbadoras calificadas como contrarias a las normas de convivencia podrán tener carácter exclusivo o conjunto con otras medidas de corrección de forma previa, simultánea o posterior a ellas.

2.  Cuando se lleven a cabo en conflictos generados por conductas perturbadoras calificadas como gravemente perjudiciales para la convivencia en el centro y se haya iniciado la tramitación de un procedimiento sancionador, éste quedará provisionalmente interrumpido cuando el centro tenga constancia expresa, mediante un escrito dirigido al director, de que el alumno o alumnos implicados y los padres o tutores legales, en su caso, aceptan dichas medidas así como su disposición a cumplir los acuerdos que se alcancen. Igualmente se interrumpirán los plazos de prescripción y las medidas cautelares, si las hubiere.

3.  No se llevarán a cabo en el caso de conductas gravemente perjudiciales para la convivencia en las que concurran alguna de las circunstancias agravantes de la responsabilidad que se mencionan en el capítulo IV, apartado A), artículo 16 de este Reglamento.

4.  Una vez aplicada una sanción, podrán llevarse a cabo actuaciones de mediación y procesos de acuerdo reeducativo que, con carácter voluntario, tendrán por objeto prevenir la aparición de nuevas conductas perturbadoras de la convivencia escolar.

5.  Así mismo, y dadas sus características, podrán desarrollarse, inclusive, con conductas no calificadas como perturbadoras para la convivencia en el centro. En este caso tendrán el carácter de estrategias preventivas para la resolución de conflictos y podrán ponerse en práctica con todos los miembros de la comunidad educativa.

La mediación escolar:

Definición y objetivos.

1.  La mediación es una forma de abordar los conflictos surgidos entre dos o más personas, contando para ello con la ayuda de una tercera persona denominada mediador.

2.  El principal objetivo de la mediación es analizar las necesidades de las partes en conflicto, regulando el proceso de comunicación en la búsqueda de una solución satisfactoria para todas ellas.

Aspectos básicos para su puesta en práctica:

Además de las disposiciones comunes establecidas anteriormente, para el desarrollo de la mediación será preciso tener en cuenta lo siguiente:

a.- La mediación tiene carácter voluntario, pudiendo ofrecerse y acogerse a ella todos los alumnos del centro que lo deseen.

b.- La mediación está basada en el diálogo y la imparcialidad, y su finalidad es la reconciliación entre las personas y la reparación, en su caso, del daño causado. Asimismo, requiere de una estricta observancia de confidencialidad por todas las partes implicadas.

c.- Podrá ser mediador cualquier miembro de la comunidad educativa que lo desee, siempre y cuando haya recibido la formación adecuada para su desempeño.

d.- El mediador será designado por el centro, cuando sea éste quien haga la propuesta de iniciar la mediación y por el alumno o alumnos, cuando ellos sean los proponentes. En ambos casos, el mediador deberá contar con la aceptación de las partes afectadas.

e.- La mediación podrá llevarse a cabo con posterioridad a la ejecución de una sanción, con el objetivo de restablecer la confianza entre las personas y proporcionar nuevos elementos de respuesta en situaciones parecidas que se puedan producir.

Finalización de la mediación

1.  Los acuerdos alcanzados en la mediación se recogerán por escrito, explicitando los compromisos asumidos y el plazo para su ejecución.

2.  Si la mediación finalizase con acuerdo de las partes, en caso de haberse iniciado un procedimiento sancionador y una vez llevados a cabo los acuerdos alcanzados, la persona mediadora lo comunicará por escrito al director del centro quien dará traslado al instructor para que proceda al archivo del expediente sancionador.

3.  En caso de que la mediación finalice sin acuerdo entre las partes, o se incumplan los acuerdos alcanzados, el mediador comunicará el hecho al director para que actúe en consecuencia, según se trate de una conducta contraria a las normas de convivencia, aplicando las medidas de corrección que estime oportunas, o gravemente perjudicial para la convivencia en el centro, dando continuidad al procedimiento sancionador abierto, reanudándose el computo de plazos y la posibilidad de adopción de medidas cautelares previstas en el artículo 51 del Decreto 51/2007, de 17 de mayo.

4.  Cuando no se pueda llegar a un acuerdo, o no pueda llevarse a cabo una vez alcanzado, por causas ajenas al alumno infractor o por negativa expresa del alumno perjudicado, esta circunstancia deberá ser tenida en cuenta como atenuante de la responsabilidad.

5.  El proceso de mediación debe finalizar con el cumplimiento de los acuerdos alcanzados, en su caso, en el plazo máximo de diez días lectivos, contados desde su inicio. Los periodos de vacaciones escolares interrumpen el plazo.

Acuerdos reeducativos

  • Definición y objetivos

1.  El proceso de acuerdo reeducativo es una medida dirigida a gestionar y solucionar los conflictos surgidos por la conducta o conductas perturbadoras de un alumno, llevada a cabo mediante un acuerdo formal y escrito, entre el centro, el alumno y sus padres o tutores legales, en el caso de alumnos menores de edad, por el que todos ellos adoptan libremente unos compromisos de actuación y las consecuencias que se derivarán de su desarrollo.

2.  Estos procesos tienen como principal objetivo cambiar las conductas del alumno que perturben la convivencia en el centro y, en especial, aquellas que por su reiteración dificulten su proceso educativo o el de sus compañeros.

  • Aspectos básicos

1.  Los procesos de acuerdo reeducativo se llevarán a cabo por iniciativa de los profesores y estarán dirigidos a los alumnos, siendo imprescindible para su correcta realización la implicación de los padres o tutores legales, si se trata de menores de edad.

2.  Los procesos de acuerdo reeducativo tienen carácter voluntario. Los alumnos y los padres o tutores legales, en su caso, ejercitarán la opción de aceptar o no la propuesta realizada por el centro para iniciar el proceso. De todo ello se dejará constancia escrita en el centro.

3.  Se iniciarán formalmente con la presencia del alumno, de la madre y el padre o de los tutores legales y de un profesor que coordinará el proceso y será designado por el director del centro.

4.  En el caso de que se acepte el inicio de un proceso de acuerdo reeducativo como consecuencia de una conducta gravemente perjudicial para la convivencia del centro se estará a lo dispuesto en la disposición común b). Si no se aceptara se aplicarán las medidas posteriores que correspondan, sin perjuicio, en su caso, de proceder conforme al artículo 34.3 del Decreto.51/2007, de 17 de mayo.

5.  El documento en el que consten los acuerdos reeducativos debe incluir, al menos:

a) La conducta que se espera de cada una de los implicados.

b) Las consecuencias que se derivan del cumplimiento o no de los acuerdos pactados.

  • Desarrollo y seguimiento

1.  Para supervisar el cumplimiento de los acuerdos adoptados los centros podrán establecer las actuaciones que estimen oportunas, de acuerdo con lo establecido en el presente Reglamento.

2.  Se constituirán comisiones de observancia para dar por concluido el proceso de acuerdo reeducativo o para analizar determinadas situaciones que lo requieran. Dichas comisiones estarán formadas, al menos, por la madre y el padre del alumno o, en su caso, sus tutores legales, el profesor coordinador del acuerdo reeducativo, el tutor del alumno, en caso de ser distinto del anterior, y el director del centro o persona en quien delegue.

3.  Si la comisión de observancia constatase el cumplimiento de lo estipulado en el acuerdo reeducativo, en caso de haberse iniciado un procedimiento sancionador el director del centro dará traslado al instructor para que proceda al archivo del expediente disciplinario.

4.  En caso de que la comisión de observancia determinase el incumplimiento de lo estipulado en el acuerdo reeducativo, el director actuará en consecuencia, según se trate de una conducta contraria a las normas de convivencia, aplicando las medidas de corrección que estime oportunas, o gravemente perjudicial para la convivencia en el centro, dando continuidad al procedimiento sancionador abierto, reanudándose el computo de plazos y la posibilidad de adopción de medidas cautelares previstas en el artículo 51 del Decreto 51/2007, de 17 de mayo. Así mismo, podrá actuar conforme a lo dispuesto el artículo 34.3 de ese Decreto.

Los acuerdos reeducativos se llevarán a cabo por periodos de 25 días lectivos. Este periodo comenzará a contabilizarse desde la fecha de la primera reunión presencial de las partes intervinientes en el acuerdo.

 

2.5.4.   Normas de convivencia.

Han de incluir tanto los mecanismos favorecedores del ejercicio de los derechos y deberes del alumnado, como las medidas preventivas y la concreción de las conductas contrarias a las normas de convivencia en el centro, todo ello en el marco de lo dispuesto en el DECRETO 23/2014, de 12 de junio.

Incluidas en el RRi

 

 

2.5.5.   Normas de organización y participación para la mejora de la convivencia en el centro[3].

Entre ellas, las de la Comisión de Convivencia.

Incluidas en el RRI

 

 

2.5.6.   Normas que garanticen y posibiliten la comunicación de los alumnos y sus familias con los tutores y profesorado:

Publicidad de los criterios de evaluación y promoción; contenidos, criterios de evaluación y estándares de aprendizaje de cada área y materia, conocimientos y aprendizajes básicos para evaluación positiva, grado de adquisición de competencias, horas y lugares reservadas para atención del tutor, procedimiento de cita con el profesorado, información del tutor después de cada evaluación o cuando se considere necesario[4]. Procedimiento para llevar a cabo las aclaraciones previstas en el Art. 41 de la ORDEN EDU/362/2015, de 4 de mayo y en el Art. 38 de la ORDEN EDU/363/2015, de 4 de mayo.

Incluidas en el RRI

2.6.          Normas de convivencia y conducta[5]:

2.6.1.       Deberes del alumnado y las actuaciones correctoras aplicables en caso de incumplimiento, tomando en consideración su situación y condiciones personales.

Incluidas en el RRI

 

2.6.2.       Medidas de promoción de la convivencia establecidas en el centro, así como los procedimientos y medidas para la prevención y resolución de conflictos.

Incluidas en el RRI

 

2.6.3.       Actuaciones correctoras referidas a las faltas injustificadas de asistencia a clase y de puntualidad.

Asimismo, pueden determinar que, las decisiones colectivas que adopte el alumnado a partir del tercer curso de la educación secundaria obligatoria, en relación con su asistencia a clase no tengan la consideración de conductas perturbadoras de la convivencia ni sean objeto de corrección cuando éstas hayan sido resultado de una decisión colectiva en el marco del ejercicio del derecho de reunión y sean comunicadas previamente por escrito de acuerdo con la forma que establezcan las normas de organización y funcionamiento del centro. En ese caso, el director del centro comprobará si la inasistencia a clase de los alumnos por decisión colectiva se ajusta a lo dispuesto en el artículo 8 de la Ley Orgánica 8/1985, de 3 de julio, reguladora del Derecho a la Educación y adoptará las medidas necesarias para que esta situación no repercuta en el rendimiento académico de los alumnos y garantizará el derecho de aquéllos que no deseen secundar las decisiones sobre la asistencia a clase a permanecer en el centro debidamente atendidos.

 

  1. El control de faltas de asistencia de los alumnos compete a los tutores  bajo la supervisión de la jefatura de estudios. A ellos compete analizar la oportunidad de justificar las faltas dependiendo de la causa alegada.
  2. La justificación de las faltas se realizará en un plazo máximo de tres días contados a partir de la incorporación, con un impreso que se recogerá en conserjería. Es el tutor quién decide si admitir o no la justificación de la falta.
  3. Todas las faltas de asistencia serán comunicadas telefónicamente a los padres en el día en que se produzcan. Las faltas injustificadas se comunicarán mensualmente, a los padres, por correo.
  4. En ESO la acumulación de faltas injustificadas de horas lectivas dará lugar a las siguientes actuaciones: hasta tres faltas en un mes dará lugar a una amonestación escrita por faltas de asistencia; la acumulación de seis faltas o las correspondientes a una asignatura durante una semana en un mes será considerada como falta grave y supondrá la pérdida del derecho a asistir a clase durante tres días.
  5. Las faltas de asistencia de modo reiterado puede provocar la imposibilidad de la aplicación correcta de los criterios generales de evaluación y la propia evaluación continua de ESO. Aparte de las correcciones que se adopten en el caso de las faltas injustificadas, a juicio del/a tutor/a, se establece como número máximo de faltas es el correspondiente a tres amonestaciones por falta de asistencia.
  6. Los alumnos a los que, por superar ese número de faltas injustificadas de asistencia, no se les pueda aplicar la evaluación continua, realizarán las pruebas específicas que determine cada departamento.
  7. En ESO las faltas de puntualidad: Con un retraso inferior a 10 minutos, el alumno podrá entrar en la clase pero será sancionado sin recreo. Si el retraso es superior a 10 minutos, el alumno irá a la biblioteca con el profesor de guardia para realizar el trabajo académico y será sancionado sin recreo. Si el retraso (1 minuto) se produce en los intercambios de clase el alumno será igualmente sancionado sin recreo. (2 retrasos equivalen a una falta de asistencia a efectos de sanción)
  8. Las actuaciones correctoras referidas a las faltas injustificadas de asistencia pueden  determinar que las decisiones colectivas que adopte el alumnado a partir de tercer curso de la ESO, en relación con su asistencia a clase, no tengan la consideración de conductas perturbadoras de la convivencia ni sean objeto de corrección; cuando éstas hayan sido resultado de una decisión colectiva en el marco del ejercicio del derecho a reunión y sean comunicadas previamente por escrito de acuerdo con la forma que establezcan la normas de organización del centro, siempre que se ajuste a lo dispuesto en el artículo 8 de la Ley Orgánica 8/1985, 3 de julio, para que esta situación no repercuta en el rendimiento de los alumnos y se respete el derecho de aquellos que no deseen secundar las decisiones sobre la asistencia o no al centro.

 

2.6.4.       Las situaciones en que las medidas correctoras se deben aplicar directamente por el profesorado y en los casos que corresponde la aplicación a la Dirección del centro, así como el procedimiento para informar a las familias, también las medidas y procedimientos para realizar actuaciones de colaboración.

Incluido en el RRi



[1]Disposición final primera 7, del Decreto 23/2014, de 12 de junio, por el que se establece el marco de gobierno y autonomía de los centros docentes sostenidos con fondos públicos, que impartan enseñanzas no universitarias (BOCyL de 13/06/2014) En el inicio de cada curso escolar, se dejará constancia en el acta de la primera reunión del consejo escolar, de los cambios producidos en su contenido, por revisión del mismo y se reflejará la motivación de dichos cambios.

[2]Art. 13 Orden EDU/1921/2007, de 27 de noviembre, por la que se establecen medidas y actuaciones para la promoción y mejora de la convivencia en los centros educativos de Castilla y León (BOCyL 3 diciembre).

[3] Art. 28 del DECRETO 51/2007, de 17 de mayo, corregido por el DECRETO 23/2014, de 12 de junio.

[4] Art. 39 de la ORDEN EDU/362/2015, de 4 de mayo y Art. 36 de la ORDEN EDU/363/2015, de 4 de mayo.

[5] Disposición final primera 8 Decreto 23/2014.

Enlaces Institucionales
Portal de educación Directorio de Centros Recursos Educativos Calendario InfoEduc@
Reconocimientos
Certificacion CoDiCe TIC Nivel 3