Departamentos » Lengua y Literatura
Departamentos
Lengua y Literatura

¿TALLER DE CREACIÓN?

¡Hola!:

Supongo que ahora estarías surfeando por Internet y has encontrado nuestra modesta
página.

Pues… estás de suerte, ya que los alumnos de 2º ESO hemos decidido
darle nuevos aires. ¿Cómo? Hemos incluido un nuevo apartado muy interesante que
esperamos sea de tu agrado. ¿En qué consiste? En un taller de creación donde hacemos
manualidades con las palabras e intentamos sacar lo mejor de nosotros,  utilizando  lápiz, papel, una pizca de imaginación y, lo más importante: silencio para desplegarla.

Unas veces nos queda mejor, otras peor, pero para eso lo hacemos, para aprender de los fallos, para expresarnos
mejor, para conseguir esa palabra que se nos queda trabada: para aprender.

Los viernes, en clase de lengua, apartamos a un lado la rutina de pronombres, sujetos,
predicados… y dejamos volar la imaginación en este taller donde vale todo,
desde el pequeño texto al más largo, siempre y cuando lo hayamos escrito con
sus respectivas coherencia y cohesión.  Lo que más nos gusta es leer o escuchar los
textos que creamos y comprobar que cada vez lo hacemos mejor. A todos nos ayuda
y eso es lo importante

En nuestro taller tendrás a tu disposición  textos diversos: originales,  divertidos, de los que hacen pensar, de los
que dan miedo, o pena,… Te invitamos a que pruebes a escribir tú también en
casa: descubrirás facetas de tu personalidad que no conocías.

No se te olvide: dale a “favoritos” y compártelo, no te cuesta nada y todos podremos pasar un
buen rato.

 

ATRÉVETE A CONTINUAR UNO DE ESTOS RELATOS



Estos son tres  buenos comienzos de novelas y cuentos de autores reconocidos:

 

 

PRIMERO

Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había
de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo.

(Cien años de soledad, de Gabriel García Márquez)

 

 

SEGUNDO

Cuando Gregorio Samsa se despertó una mañana después de un sueño intranquilo, se
encontró sobre su cama convertido en un monstruoso insecto.

(La metamorfosis, de Kafka)

 

 

 

TERCERO

La pequeña que ocupaba el pupitre frente al mío en quinto curso se llamaba Emilia. No me
acuerdo muy bien de ella porque yo tenía  nueve años por aquel entonces, Lo que sí recuerdo con toda claridad son
sus caramelos, y también que, un buen día, no la volvimos a ver.  

(Si muriera antes de despertar, de William Irish)



Los que siguen son comienzos de relatos de alumnos del Centro. Si te apetece, continúalos.



Alejandro, así se llama mi primo. Su nombre tiene sentido. La “A” de “alegre”; la “L” de
“listo”, la “E” de “estudioso”, la “J”, no sé, no se me ocurre nada; la “A” de
“amable”; la “N”…no tiene significado, pero hace al nombre más…bonito; la “D”
de “distraído”; la R de “rencoroso”y la O, de “chico”. Así es mi primo.

Carla Nicolás (2ºA)



Era la tarde de un domingo nublado y siniestro, pero no puedo continuar hablando porque yo
mismo me estoy empezando a asustar.

Álvaro González (2ºA) 

 

Miré con ojos temblorosos ese pequeño trozo de cielo. Parecía tan ágil surcando los vientos…
y ahora, tan frágil, yacía en mi cama. Le hice un pequeño hueco en mi almohada,
la dejé descansando y decidí no pensar en lo que había pasado, pues no le encontraba lógica alguna. Justo en ese momento mi madre me llamó para que fuera a comer. Cuando acabé, oí un ruido y corrí a mi habitación: la nube estaba junto a la ventana, quería salir, pero no podía.

Lucía González (2ºB)



“Sábado, diez de la mañana. Aquí estoy, flotando en una barca sobre el inmenso mar. No tengo
comida, ni agua…solamente un cuaderno, un lápiz y mi imaginación.”

Villar Martino(2ºB)



¡Otra vez!Siempre lo mismo, cada vez que me doy la vuelta aparece ella, tan misteriosa,
tan perfecta. Puede estar en cualquier otra parte de la casa y, de repente,
aparecer en otro lugar, justamente donde estoy yo. Me mira, yo la miro y,
cuando intento tocarla…

María López (2ºA)



“No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy” Seguramente jamás olvidaría este refrán. Pero
de qué me sirve ahora si todos estamos a punto de morir.

Carla Martínez (2ºB)



8.30 de la mañana. Me levanto, me ducho y me visto. Cuando voy a desayunar está mi madre
allí con la frase de todos los días: “Buenos días”. Y me pregunto: “¿por qué
siempre las primeras palabras de todas las mañanas son “Buenos días”?”Cuando
acabo de desayunar, cojo la mochila y me voy a clase, y pienso: “¿Por qué
siempre hago lo mismo?” Todos los días me hago las mismas preguntas. ¿por qué
siempre y siempre las mismas preguntas sin respuesta.

Nerea Calleja (2ºB)



Sí, Columbia existía. Teóricamente era imposible, pero ahí estaba. Durante los últimos años
le habían llamado loco, pero no importaba: el sueño se había hecho realidad.
Mucho esfuerzo y la maquinaria más puntera eran los culpables. Había pasado de
ser el hombre más rico de América a un magnate de segunda. A cambio, oculta
bajo el mar, se hallaba su ciudad, un lugar donde las personalidades más
elitistas se codearían: una utopía donde absolutamente todo estaría permitido.

Héctor Laiz(2ºB)



Me levanté de la cama y fui a desayunar; no había nadie en casa y eso me extrañó, pero más
raro fue que, al abrir el armario de la cocina, no hubiera nada, nada que
comer: todo estaba vacío. Lo único que seguía igual era mi habitación: me
cambié, cogí la mochila  y me dirigí al colegio. En la calle no había nadie, todo estaba vacío…

Andrea del Pozo (2ºA)



Me desperté en medio de la noche, asustado y temblando, pensando en lo real que parecía mi
sueño. Decidí ir a lavarme la cara para despejarme. Encendí la luz parpadeante
de la celda en que me hallaba y la vi: una niña que sujetaba un osito y, con el
semblante pálido y la vestimenta desgastada, me invitaba a seguirla.

Paula López (2ºA)

Enlaces Institucionales
Portal de educación Directorio de Centros Recursos Educativos Calendario InfoEduc@
Reconocimientos
Certificacion CoDiCe TIC Nivel 3